Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

El padre Ángel está especialmente afectado por el infanticidio de Valladolid: conocía personalmente a los tres niños y había jugado con ellos días antes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El padre Ángel ha quedado “muy conmocionado” tras los sucesos del pasado 15 de agosto en el centro de acogida y atención a discapacitados de la localidad vallisoletana de Boecillo, perteneciente a la ONG Mensajeros de la Paz, de la que es fundador.

El Confidencial Digital ha podido recoger el testimonio directo de personas del entorno del padre Ángel. Aseguran que se encuentra especialmente afectado por el infanticidio. No se explica cómo pudo ocurrir. Él mismo estaba muy vinculado a los tres menores fallecidos, a los que conocía personalmente. De hecho, unos días antes de cometerse el crimen, había estado en el centro jugando con ellos.

Estas fuentes explican que el resto de trabajadores del centro, que estaban también muy unidos a estos niños, se encuentran afectados por lo sucedido. Aseguran que “tendrán que asumir lo ocurrido antes de volver a sus puestos de trabajo”.

El protocolo de funcionamiento del centro obliga a una cuidadora a permanecer de guardia durante la noche y a otra profesional a estar localizable por teléfono para cualquier emergencia. Por esta razón, en el momento del suceso, la cuidadora que cometió el crimen era la única responsable física en el edificio, añaden.

A lo largo de los próximos días, los responsables de la organización se reunirán con la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de Castilla y León para analizar los errores, poner nuevas medidas sobre las mesa y evitar así “que este lamentable accidente se repita”.

Una vez que la situación se normalice, la Junta de Castilla y León volverá a destinar a aquellos niños con dependencia que sean susceptibles de los servicios de acogida y tutela a este centro, ya que, desde la ONG, dicen que “el suceso ha sido un accidente aislado y difícil de evitar”.

De momento, el centro está vacío, ya que los menores fallecidos eran los tres únicos niños que ocupaban la casa de acogida. La reapertura aún no tiene fecha concreta, pero desde Mensajeros de la Paz aseguran que “la labor de la ONG es un recurso necesario para la sociedad y que su deber es continuar llevando a cabo estos servicios”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·