Sábado 21/10/2017. Actualizado 14:32h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Entra en el ministerio antes de las seis de la mañana

Angustias y nerviosismo. Así está viviendo Ana Mato la crisis del ébola

La ministra reconoce que “estuvo mal” en la rueda de prensa. “Tiene miedo a los periodistas”. “Teme que en cualquier momento le llame Rajoy para destituirla”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“Está al borde de un ataque de pánico”. “Sabe que lo hizo mal en la rueda de prensa del lunes, pero es que tiene miedo a los periodistas”. “Teme que en cualquier momento le llame Rajoy para destituirla”… Así describen en el entorno de la ministra de Sanidad lo que está pasando Ana Mato.

La ministra Ana Mato. La ministra Ana Mato.

El lunes, 6 de octubre, fue uno de los peores días en la vida política de Ana Mato. Por la mañana se conoció el caso de la posible infección por ébola de la auxiliar de enfermería Teresa Romero, que cuidó al misionero Manuel García Viejo. “Ahí empezaron los nervios”, explican fuentes de Sanidad a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital.

"No pudo salir peor"

“Esa mañana se empezaron a hacer las pruebas para ver si tenía la enfermedad”, explican. Ya por la tarde se confirmó la infección, y se anunció una comparecencia de la ministra a las ocho de la noche.

Custodiada por seis personas, Mato apareció en la sala de prensa del ministerio con rostro muy serio. “No pudo salir peor”, comentan las fuentes de Sanidad. “A la ministra se le vio dudar, no contestar con seguridad y, en lugar de tranquilizar a la población, lo que hizo fue asustarla más”.

“No tendrían que haber dicho, por ejemplo, que el riesgo de contagio era cero o mínimo. Políticamente esa declaración es un disparate porque puede haber mañana o pasado otro caso y a ver qué haces”, explican. “Es lo que pasa por tener un ministro médico político, en lugar de un ministro médico”, explican.

Miedo a la prensa

“Ella reconoce que no estuvo bien”, asegura una fuente que trabaja con la ministra en esta crisis del ébola. “Lo sabe, no lo oculta. Pero es que no sabes el miedo que tiene a los periodistas. Si ya los tiene normalmente, imagínate en un caso como éste”, dice esta fuente.

Fruto de esa inseguridad, la ministra trabaja más de quince horas al día. “Llega al ministerio a las cinco o las seis de la mañana y todavía hay días que la puedes ver allí por la noche”. “Así lleva desde el lunes”. Otras fuentes afirman que llega a las 8 de la mañana y se ha llegado a marchar a las 2 de la madrugada.

“Está al borde de un ataque de pánico. La situación le está superando y, aunque Mariano Rajoy en público le defiende, ella está con miedo a que en cualquier momento suene el móvil y sea el presidente para pedirle que dimita”, asegura a ECD dicha fuente.

Un portavoz oficial del ministerio asegura que la ministra salió de manera instantánea a informar a los medios sobre el positivo por ébola para no alarmar a los españoles. En cuando se lo comunicaron, convocó a los periodistas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·