Miércoles 23/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Cómo capturar a Bin Laden: infiltrarse en su red logística, asociarse con Pakistán y los Pastún y ganarse a los nativos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cinco expertos en materia de terrorismo islámico, seguridad y contra-terrorismo explican cuáles son, a su juicio, los pasos fundamentales para dar captura a Osama bin Laden en Afganistán, donde según fuentes de Inteligencia estadounidense, se esconde desde el 11 de septiembre de 2001.

Siete años después del 11-S cinco expertos norteamericanos explican en una prestigiosa revista de relaciones internacionales sus ‘recetas’ para capturar a Osama bin Laden en el lugar en el que, según coinciden la mayoría de entendidos en terrorismo y contraterrorismo, se esconde: las montañas de Afganistán.

El reportaje, publicado en la edición internacional de ‘Foreign Policy’ y al que ha tenido acceso El Confidencial Digital, recoge las opiniones de un periodista y analista de política internacional de Pakistán, un Teniente General retirado del Ejército pakistaní, del editor jefe del diario ‘The News International’, un analista político y de seguridad con base en Lahore y un eminente catedrático de la Universidad de Islamabad.

Cada uno de estos expertos aporta una solución para encontrar al que se ha convertido en el terrorista más buscado de los últimos tiempos. Estas son sus recomendaciones:

-- Introducir agentes dobles en la red logística que el terrorista ha organizado en las zonas montañosas de Afganistán. El defensor de esta iniciativa es Shuja Nawaz, conocido periodista, analista y escritor pakistaní. Estos infiltrados serían árabes y población nativa, para que sea viable su inmersión paulatina en el sistema operativo de Al Qaeda en la región.

 

Estos agentes se dedicarían a vigilar a potenciales colaboradores del ‘número uno’ de la banda terrorista integrista, fundamentalmente conductores de camiones que atraviesan la zona norte del Hindu Kush, “demasiado montañosa, demasiado boscosa como para atravesarla a pie”, sentencia Nawaz.

Además, sugiere mantener una estrecha observación de las ciudades de Dir y Chitral, además de las provincias más cercanas al otro lado de la frontera, ya en territorio afgano. “Bin Laden no osará refugiarse en las zonas más abiertas del sur”, asegura este analista.

Hacer inventario de las ‘hujra’ o casas de encuentro alquiladas a extranjerospor vecinos de la etnia talibán y otros simpatizantes de esta causa. “Los sobornos están a la orden del día, así que es fundamental llevar suficiente dinero en suelto como para obtener algún tipo de información”, advierte.

Las fuerzas de seguridad y servicios secretos internacionales que operan en la región saben a ciencia cierta que los talibanes utilizan teléfonos por satélite en sus comunicaciones - tienen localizada incluso una tienda en Peshawar donde venden la marca más codiciada, ‘Thurayas’-.

“Lo más fácil para empezar a identificar a los seguidores del considerado autor intelectual del 11-S es localizar estos teléfonos, mediante el rastreo de sus señales”, asegura Nawaz. Asímismo, indica que sería mucho más efectivo que las células estadounidenses y pakistaníes operen de forma independiente para evitar las fugas de información.

-- Por su parte, el Teniente General Talat Masood, oficial retirado del Ejército de Pakistán, recomienda encarecidamente a los gobernantes estadounidenses que estrechen la colaboración con su país y que moderen los ataques que puedan repercutir sobre la población civil.

Las hasta ahora moderadas facciones políticas islamistas están uniendo sus fuerzas a los grupos religiosos más radicales, exigiendo al gobierno de Islamabad que revisen sus convenios de colaboración con el Ejecutivo de Bush, asegura el veterano militar: “EE.UU necesita darse cuenta de que no capturarán a Osama bin Laden sin la ayuda de Pakistán”, afirma tajantemente.

Trabajar con los líderes tribales es la mejor forma de acabar con esta situación. Bin Laden está protegido por una red de círculos cada vez más estrechos de leales seguidores, armados hasta los dientes y en constante movimiento, recuerda el teniente general.

Conseguir información de los familiares y amigos de estos ‘guardianes’ no será fácil, reconoce, aunque mucho más factible que cualquier otra aproximación. Hoy en día, Bin Laden es una fuente de inspiración para los islamistas radicales, más que un jefe de operaciones, apunta Masood.

-- Ayudar a los pastunes es la solución que esgrime el redactor jefe del diario ‘The News International’,Rahimullah Yusufzai. Tiene claro que para capturar al terrorista, Estados Unidos tiene que ganarse la amistad de las autoridades tribales en la región, siendo los pastunes los más recomendables.

“Los bombardeos y los mísiles no les forzarán a cooperar con los atacantes, en este caso el Ejército estadounidense”, asegura el responsable de esta cabecera de Peshawar. “Están hechos de otra pasta”, añade, en referencia a “su paciencia sin fin, forjada por el sufrimiento de más de tres décadas de guerras en su territorio”.

Para ganarse su simpatía y ayuda, Washington debe defenderles de los talibanes, para que estos a su vez se desprendan de sus relaciones con Al Qaeda. Unir a estos dos pueblos supone ofrecerles una causa común por la que luchar hombro con hombro.

Eso sí, advierte, sus intereses y necesidades son diferentes, opuestas en ocasiones, por lo que habrá que negociar por separado lo que se les ofrece a cambio por su ayuda al ‘forastero occidental’. Las preocupaciones de los pastunes se encaminan a la inseguridad ciudadana, las matanzas en sus zonas y la consecuente falta de oportunidades laborales y de desarrollo.

Hasta el momento, EE.UU ha prometido ayuda al conjunto de entidades tribales por un valor de 750 millones de dólares, “una miseria comparada con lo que han desembolsado en los cinco años que llevan en guerra con Afganistán”,

Pero lo que más desean los jefes de estas tribus es darle nombre a la provincia de la frontera noroeste, que no tiene más calificativo que esta denominación. Desean bautizarla como ‘Pakhtunkhwa’ o ‘’de los Pastún’.

Cuidado con los deseos políticos

--“Hay que tener cuidado con lo que se desea”, avisa Hasan-Askari Rizvi, reputado analista de seguridad y política de defensa de Lohare. Y es que a su entender, eliminar a los líderes de la mayor organización terrorista de los últimos años puede verse como un gran triunfo en los corrillos de Washington.

No obstante, “Al Qaeda se ha convertido en el gran símbolo de la resistencia para un numeroso grupo de células terroristas en la sombra, anti-americanas y que operan en diversos países bajo mandos diferentes”. Acabar con la banda de Bin Laden sólo será un golpe momentáneo a su estructura, adelanta el especialista.

 La compleja situación en Afganistán y Pakistán requiere de una planificación completa y a largo plazo que integra una colaboración estrecha con el Ejército pakistaní, el apoyo a la sociedad civil de ambos países y el establecimiento de un gobierno creíble en Kabul.

-- Finalmente, el quinto y último ‘sabio’ consultado por los autores de este artículo, el catedrático Pervez Hoodbhoy, recuerda que Al Qaeda ha mutado, convirtiéndose en una forma de pensar, más que en una organización propiamente dicha.

El éxito de su ideario es el uso que hacen los dirigentes extremistas de la ignorancia, el hambre, el dolor, la crueldad y la injusticia para alimentar el odio en loas víctimas accidentales de los ataques de la ONU, la OTAN o el propio Ejército de Pakistán.

Parar acabar con este problema de raíz, el académico exige a las autoridades y Gobiernos implicados en la ofensiva internacional que se desarrolla en Afganistán que respalden a los “miembros ordinarios de la sociedad civil, los individuos de a pie de los clanes tribales” en su resistencia contra los extremismos religiosos y que les garanticen mayor ayuda en materia de desarrollo, educación y suministros básicos, especialmente en las provincias de la frontera noroccidental y las Áreas Tribales de Adminitración Federal (FATA por sus siglas en inglés).

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··