Martes 12/12/2017. Actualizado 13:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Horas de tensión en el Ayuntamiento y la Comunidad

El día que Carmena estuvo a punto de tener que poner gratis el Metro y el autobús en Madrid

Le recordaron que el protocolo anticontaminación obliga a esta medida tras dos días seguidos con niveles de polución por encima de 200 mcg/m3. El festivo de Todos los Santos fue clave

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La festividad de Todos los Santos salvó in extremis a Manuela Carmena de verse obligada a poner gratis el Metro y el autobús para todos los madrileños. El nuevo protocolo anticontaminación recoge esta medida excepcional. Se vivieron horas tensas en el Ayuntamiento y la Comunidad.

Vagón del Metro de Madrid. Vagón del Metro de Madrid.

El aparcamiento en el centro de Madrid estuvo prohibido el pasado lunes debido al episodio de alta contaminación que había comenzando el sábado. A la limitación de la velocidad en la M-30 y sus accesos de 90 km/h a 70 km/h se sumaron la del estacionamiento en el interior de la carretera de circunvalación salvo excepciones.

Decretó la activación del escenario 2 del nuevo protocolo para combatir la polución después de que tres estaciones de la Red de Vigilancia de la Calidad del Aire superaban el nivel de 180 mg/m3 de dióxido de nitrógeno (NO2) durante dos horas consecutivas

Al continuar la situación anticiclónica combinada con las emisiones de NO2, se podía llegar a activar el escenario 3. En ese caso, se limita el movimiento dentro de la M-30 a los vehículos de matrículas pares e impares en días alternos.

Una amenaza que sobrevoló durante todo el día de Todos los Santos, después de haberse levantado las restricciones para esa jornada por ser festivo, de cara al día siguiente, miércoles.

Pero las previsiones meteorológicas no apuntaban lluvias hasta el fin de semana. Y resultó clave que al final del martes bajasen los niveles de polución, que evitaran activar el escenario 3. El Consistorio debe proceder, una vez alcanzada esa fase, a aumentar considerablemente la capacidad y las frecuencias del transporte público.

Pero lo que más inquietó al equipo de Carmena es que el nuevo protocolo anticontaminación también contempla entonces que, después de dos jornadas con niveles de polución por encima de los 200 microgramos/m3, el uso del autobús y el Metro sea gratuito en Madrid.

De esta manera, el servicio de autobuses urbanos, dependientes de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), no tendría ningún coste para los usuarios esos días. Pero tampoco las líneas del suburbano, cuya gestión corresponde al Consorcio Regional de Transportes, provocando un agujero en las cuentas de ambas administraciones. Fueron horas tensas en el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··