Lunes 11/12/2017. Actualizado 18:51h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

El F.C.Barcelona obliga a sus canteranos a aprender catalán por contrato desde los 10 años e impregnarse de los valores de la ‘Sociedad Catalana’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El FC Barcelona obliga por contrato a sus canteranos que no hablan catalán a que aprendan el idioma, a través de clases particulares financiadas por el propio club. Los jóvenes futbolistas de La Masía también deben de acudir a actos organizados por el club o sobre la cultura catalana, para potenciar su integración.

En el contrato que firman todos los nuevos jugadores de las categorías inferiores del Barça se incluye una cláusula –la 1.2.7- según la cual todos ellos deben “realizar los máximos esfuerzos para integrarse en la sociedad catalana, respetando y asumiendo sus valores, comprometiéndose especialmente al aprendizaje de la lengua catalana”.

El club se compromete a “poner todos los medios al alcance para favorecer esta integración”, lo cual se traduce, según ha podido saber El Confidencial Digital, en clases particulares de catalán desde los 10 años, financiadas por el FC Barcelona e impartidas desde la nueva residencia de La Masía.

Los jóvenes culés también deben de acudir a actos “del Barcelona y de Cataluña” obligados por contrato. Uno de ellos es el que organizan el club azulgrana y la Abadía de Montserrat cada año, en el que una treintena de canteranos visita la Escolanía de Montserrat (un coro de niños cantores) con el objetivo de “la adaptación de los recién llegados descubriendo ‘in situ’ símbolos de Cataluña y el entorno donde viven”, según el propio FC Barcelona.

Rosell apuesta por la “identidad catalana”

Sandro Rosell, máximo mandatario del club desde 2010, ya declaró en marzo de este año ante alumnos de 12 años del instituto Ferrán Tallada, en Barcelona: “Si habéis nacido en Cataluña, perfecto. Si no, queremos que seáis como Gamper, que era suizo, llegó, se integró en el país, habló catalán e hizo que fuera la lengua oficial del club tras fundarlo. Ser del Barça en Cataluña, en catalán, es lo que se debe hacer”.

El presidente azulgrana también recordó a los chicos de La Masía en el acto de clausura del fútbol base de la pasada temporada que “nos gusta mucho que celebréis los títulos con una sardana”.

A pesar de todo, Rosell insiste en que desde la directiva del FC Barcelona intentan “no mezclar política y deporte, pero no podemos renunciar a nuestros signos de identidad”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··