Martes 22/05/2018. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Gabinete permanente de crisis en el ministerio

Fomento desplaza a la DGT y toma el mando de las carreteras por el temporal de nieve

Ordenó directamente el cierre de la AP-6 porque temía que iba a convertirse otra vez en una “ratonera”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras el colapso por la nieve en la AP-6, el Comité Estatal de Coordinación (CECO) sobre Vialidad Invernal decidió otorgar a la Dirección General de Protección Civil, la DGT y la AEMET la capacidad de solicitar la intervención de la Unidad Militar de Emergencias sin esperar la actuación de la Delegación de Gobierno o de las autonomías.

La M-40 de Madrid, bajo la nevada. La M-40 de Madrid, bajo la nevada.

Era la primera medida de respuesta a la crisis: acelerar la activación de la UME en casos de temporal.

Además, la Dirección General de Tráfico gestiona las cámaras dispuestas a lo largo de todas las autopistas españolas y por tanto, cuenta con la información sobre la situación de los temporales y el estado de la vía.

En este sentido, como responsable último de la circulación, la DGT puede dar orden a la Guardia Civil de cortar el paso a todo tipo de vehículos. Hasta ahora, las órdenes venían siendo operativas y dictadas por las propias compañías concesionarias.

No obstante, según ha podido confirmar El Confidencial Digital por fuentes conocedoras del dispositivo, Fomento ha decidido “curarse en salud en este temporal de nieve” y está encabezando la gestión que, en otras ocasiones asumen la DGT y las concesionarias, para impedir que la nieve vuelva a convertir en una ratonera buena parte de las carreteras españolas”, explican en el Gobierno.

Así, el Ministerio de Fomento mantuvo reunido este lunes a su gabinete de crisis para analizar y seguir el efecto que la “complicada situación meteorológica” está teniendo en las redes de infraestructuras de transporte.

En paralelo, Íñigo de la Serna ha venido haciendo un llamamiento, a lo largo de las últimas horas, a la “precaución” en las carreteras ante el “empeoramiento” de las condiciones meteorológicas.

“Estamos en un momento muy complicado en cuanto al tráfico y su gestión como consecuencia de las condiciones climatológicas”, destacó De la Serna.

El ministro, que por unos instantes parecía ejercer de portavoz de la DGT, insistió también en que aquellos que necesitasen circular por las carreteras afectadas por el temporal de nieve debían “informarse bien y atender todas las indicaciones” de la Dirección General de Tráfico. Advirtió sobre varios puntos de la red viaria afectados y recordó la exigencia de cadenas en distintos tramos.

Antes del recrudecimiento de la situación, y a pesar de que en esos momentos no había afección en las vías de alta capacidad, De la Serna se anticipó a alertar el sábado que iba a registrarse un “empeoramiento de las condiciones climatológicas, por lo que, subrayó también, “hay que seguir manteniendo un nivel elevado de alerta”.

Evitar nuevas “ratoneras” como en la AP-6

El objetivo era evitar que las carreteras volvieran a convertirse en una “ratonera”, como ocurrió el pasado 6 de enero en la AP-6, cuando más de 3.000 vehículos quedaron atrapados por la nieve durante más de 18 horas.

En el entorno de Íñigo de la Serna criticaron entonces a Interior que la DGT hubiera permitido la reapertura de la AP-6, a las siete de la tarde del día de Reyes, para que las quitanieves pudieran trabajar. Sin embargo, dos horas antes se había ordenado el corte de circulación por parte de Iberpistas.

La decisión de reapertura, a juicio de Fomento, complicó enormemente la situación porque acabó colapsando más la autovía. El hecho de que la nevada fuera incesante y que hubiera vehículos que trataran de adelantar a las quitanieves por el carril izquierdo contribuyó al caos.

Precisamente, la AP-6 también permaneció cerrada este lunes durante más de tres horas. Una orden que partió directamente del Ministerio de Fomento debido al riesgo de que se convirtiese otra vez en una “ratonera”, esta vez provocada por las placas de hielo formadas tras la fuerte nevada.

Retrasos y cancelaciones de vuelos en Barajas

Además, el intenso temporal de nieve obligó a cerrar también dos de las cuatro pistas en elaeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas para limpiar la acumulación de nieve. Se operó durante varias horas con dos pistas, lo que provocó a lo largo del día retrasos en salidas y llegadas de los aviones a Barajas.

Aena activó en el aeródromo madrileño su plan de invierno por el temporal para prevenir problemas en la operativa aeroportuaria y evitar mayores incidencias en el tráfico aéreo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··