Martes 21/11/2017. Actualizado 13:57h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Funcionarios de prisiones constatan el aumento de la violencia en las cárceles: más peleas violentas en las que se requisan bates, pinchos y piedras

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La alarma ha saltado en las prisiones españolas. La conflictividad y las reyertas están aumentando en los centros penitenciarios. A la masificación en algunas cárceles se añaden estas peleas en las que los internos utilizan todo tipo de objetos.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, en los últimos días se han producido varias agresiones en algunas prisiones españolas que han causado algunas escenas de pánico entre los funcionarios encargados de custodiar a los internos. Concretamente, hablan de peleas multitudinarias en los patios que acaban con más de un recluso en la enfermería.

Las fuentes consultadas hablan de que los presos que participan en estas reyertas utilizan todo tipo de objetos: desde bates artesanales de madera, hasta pinchos carcelarios o piedras introducidas en calcetines que se arrojan entre ellos.

El ambiente generalizado entre los funcionarios es de miedo, explican las mismas fuentes. Aclaran que algunos de ellos hacen controles, cacheos y registros superficiales por temor a sufrir alguna agresión por parte de los reclusos. “No se quieren jugar el tipo”, añaden.

Los afectados, por su parte, achacan este aumento de las peleas -que, como decimos, se ha hecho más evidente en las últimas semanas- al incremento de reclusos considerados conflictivos, principalmente los provenientes de países del Este, de Latinoamérica o del norte de África.

Por su parte, desde Instituciones Penitenciarias aseguran oficialmente que el número de reyertas multitudinarias en las prisiones no ha crecido de manera alarmante: “está aumentando la población reclusa y sí es cierto que hay peleas, principalmente en los módulos de presos conflictivos. Como en todos los lados”, afirma un portavoz de Interior. No obstante, matiza, el aumento de estos sucesos violentos aún no es alarmante.

Desde el departamento que dirige Mercedes Gallizo se explica que la seguridad no se va a reforzar porque ya se encuentra al nivel correcto: “en todas las prisiones hay controles, cacheos, arcos detectores, registros de celda... diarios”, reconoce. Y añade que el en los próximos meses se incorporarán a Instituciones Penitenciarias más de 1.000 nuevos empleados públicos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·