Viernes 20/07/2018. Actualizado 13:18h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Cientos de internautas rastrearon información en las redes hasta dar con ella

Google borra las pistas que permiten identificar a la víctima de ‘La Manada’

Forocoches y Burbuja.info la localizaron con nombres y apellidos. El buscador ha aplicado de urgencia el ‘derecho al olvido’ tras recibir una petición externa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La intimidad de la denunciante del caso ‘La Manada’ quedó expuesta esta semana tras la publicación de algunos de sus datos personales y fotografías en varios foros de internet. Como respuesta, Google ha procedido -a petición de terceros- dejar de mostrar un gran número de enlaces a webs donde figuraba su nombre y sus dos apellidos.


La Manada en los Sanfermines. La Manada en los Sanfermines.

La Policía ha anunciado que la Unidad de Ciberdelincuencia está investigando la filtración de datos personales e imágenes de la joven del caso ‘La Manada’ que se produjo esta semana en diversos foros de internet, como Burbuja.info o Forocoches.

Fue en la madrugada del martes al miércoles cuando en ambos portales se inició un movimiento para cruzar algunos de los datos sueltos que ya existían de la joven en diversas informaciones publicadas.

Por ejemplo, se utilizó el nombre de la chica, revelado por un error de su abogado durante una intervención televisiva. Eso, unido a una noticia de un medio digital en el que se informaba de la carrera y la universidad en la que estudiaba y que se acompañaba de una fotocopia del DNI, dio a usuarios de estos foros datos suficientes para iniciar la ‘búsqueda’.

Los internautas desvelaron las iniciales de su nombre –gracias a un descuido del diario digital, que no difuminó correctamente su documento de identidad- y descubrieron el número de letras que tenía su primer y su segundo apellido. Resultado: tras proceso de rastreo cuadrando datos dieron con su nombre de pila y sus dos apellidos.

Expuesto su Linkedin, Instagram, YouTube…

A partir de ahí, se sucedió una cuestionable labor de ‘investigación’ que derivó en la difusión de su perfil de Linkedin, algunas fotografías extraídas de Instagram y otras redes sociales, e incluso varios vídeos que la joven había subido a un perfil de YouTube y en la que se le veía celebrando un cumpleaños.

Los administradores de dichos foros, que habían realizado todas estas gestiones de madrugada, comenzaron a eliminar los hilos en los que se compartía información privada y a vetar a los usuarios que los impulsaban.

No fue suficiente para frenar la difusión masiva de datos, que se filtró a otras plataformas como ‘ForoParalelo’ o  ‘4Chan’, uno de los mayores foros del mundo.

Google aplica el ‘Derecho al Olvido’

Tal y como pudo comprobar El Confidencial Digital, la búsqueda directa en Google del nombre y apellidos de la joven que denunció la violación de ‘La Manada’ ofrecía inicialmente resultados sobre algunas de sus redes sociales y sobre webs relacionadas con su carrera universitaria.

Horas después, muchos de los enlaces que ofrecía el buscador de Google habían desaparecido. Prácticamente todos los que comprometían su privacidad. Al realizar la búsqueda, Google ofrecía una advertencia: “Es posible que algunos resultados se hayan eliminado de acuerdo con la ley de protección de datos europea”.

Según confirman a ECD fuentes oficiales de la compañía, este mensaje no implica que se haya borrado ninguna información, sino que se trata de un “aviso de carácter genérico y estático que  se muestra en el buscador por regla general siempre que los sistemas de Google detectan que un usuario que se encuentra en la Unión Europea está accediendo a Google Search”.

Al acceder al enlace que acompaña al aviso, Google explica la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que en 2014 reconoció el llamado ‘Derecho al Olvido’, por el que cualquier usuario puede solicitar la eliminación de resultados de búsqueda en los que figure su nombre y apellidos.

Además, desde el buscador explican el método que ha de seguirse para solicitar el borrado de los enlaces en los que figura información de carácter privada, mediante la solicitud Quiero retirar mi información personal de los resultados de búsqueda de Google’. En cualquier caso, este proceso debe ser solicitado por el propio afectado a través de una serie de formularios, y nunca es Google quien elimina resultados de su búsqueda de forma voluntaria.

No ha ocurrido lo mismo en otros buscadores. Al menos no de forma tan rápida. En algunos motores de búsqueda alternativos a Google –usado por abrumadora mayoría en España- aún figuraban enlaces vinculados a la joven. Sin embargo, con el paso de las horas su rastro también ha ido desapareciendo.

Su nombre alcanzó máxima popularidad en las búsquedas

Pese a las medidas de control que se activaron para preservar la identidad de la joven, su nombre y apellidos ya habían circulado por multitud de foros y redes sociales. Las consultas sobre su identidad en diversos motores de búsqueda se dispararon.

Google establece una escala de cero a cien para cuantificar el interés que registra un término o frase concreta en un determinado periodo de tiempo. Esos resultados pueden conocerse a través de un análisis con la herramienta ‘Google Trends’.

En el caso de la joven que denunció la violación de ‘La Manada’, se puede comprobar cómo las búsquedas relacionadas con su nombre y apellidos comenzaron a dispararse el 1 de mayo a las 21:00 horas. De 0 a 100, la popularidad del término alcanzó un 12. Número elevado para una persona anónima.

Pero apenas tres horas después, las búsquedas alcanzaron una puntuación de 61. Al día siguiente, el 2 de mayo, la cifra fue en ascenso hasta que a las seis de la tarde alcanzó su máximo: 100 puntos de 100.  Un valor que según explica el buscador “indica la popularidad máxima de un término”.

Esta herramienta permite también descubrir de dónde proceden las búsquedas en términos geográficos. En este caso, la totalidad de accesos a ese nombre procede de España. Las regiones donde más se registraron búsquedas fueron la Comunidad de Madrid, Aragón y Navarra.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··