Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

¿Qué ha pasado en Guinea? Un grupo de 'piratas' nigerianos asaltó a tiros el martes los palacios de Obiang en busca del dinero del dictador

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los dos palacios presidenciales que Obiang tiene en Malabo han sido asaltados por una banda armada llamada MEND (Movimiento para la Emancipación del Delta del Níger). El Confidencial Digital explica con detalle los sucesos –con tiroteos y muertos- acaecidos en Guinea Ecuatorial, con Obiang en su natal Mongomo y los asaltantes en busca del dinero del dictador.

Era la madrugada de este martes, 17 de febrero, cuando comenzaron a sonar disparos en la capital, Malabo, en la provincia isleña de Bioko. El presidente de la república, Teodoro Obiang, se encontraba en la provincia continental, Río Muni, concretamente en su región natal de Mongomo, cuando un grupo de hombres uniformados y fuertemente armados irrumpieron en los dos palacios presidenciales –el viejo y el nuevo- que el dictador tiene en la capital ecuatoguineana. El palacio nuevo llegó a ser atacado con fuego de mortero por estos hombres, pertenecientes al MEND.

Los motivos de la incursión distan de estar claros en su totalidad, si bien se puede anticipar que el móvil ha sido fundamentalmente económico. El MEND ha de entenderse como se entiende en el área subsahariana, entre las distintas administraciones estatales: como un grupo de “piratas”, con origen directamente delicuencial, que buscan el reparto de la riqueza petrolífera de la zona, siendo ésta su única reclamación de apariencia política.

Los “piratas” del Níger reciben asesoría de mercenarios blancos expertos, lo cual puede explicar la eficacia excepcional de sus incursiones militares. El MEND cultiva una estética muy militarizada y con intención de causar amedrentamiento, voluntad a la que también ayuda la envergadura y entrenamiento de sus integrantes.

Para estos hombres, oriundos del paupérrimo sur de Nigeria, Guinea Ecuatorial es una sociedad rica. La opinión más estable en torno al MEND es que son, según se ha citado, tan eficaces en lo militar como inarticulados en lo político. El movimiento no tiene implicación ninguna con partidos opositores al régimen de Obiang.

El asalto del 17 de febrero no es el primero que realiza el MEND en Guinea. En diciembre de 2007, sus guerrilleros llegaron a la ciudad de Bata en dos barcazas, rápidamente tomaron el control de la ciudad, aprovechando para atracar bancos, y después se retiraron “sin que el ejército ecuatoguineano disparara un solo tiro”.

La incursión del martes, esta vez en la capital, Malabo, abre fundamentalmente la incógnita de si el ejército ecuatoguineano es capaz de garantizar la integridad territorial del país: hasta ahora, como revelan los acontecimientos de 2007 en Bata, nunca ha sido capaz de asegurar esta defensa.

Entre las motivaciones del MEND hay que descartar intereses directamente petrolíferos, pese a la riqueza en hidrocarburos de la zona y la consiguiente presencia de empresas multinacionales. El propósito fundamental ha sido el allanamiento de los palacios de Obiang –el palacio nuevo, ante todo- en busca del dinero que, almacenado “en fajos de quinientos euros”, se guarda en ellos. Uno de los nietos de Obiang ha sido encarcelado en Black Beach, uno de los penales más duros de la tierra, precisamente por robar de este peculio del dictador.

Aclarado cuanto se sabe de la motivación de un ataque tan lleno de sorpresa como de misterio, las informaciones son aún confusas en torno a los resultados de la incursión armada. Según las informaciones de que dispone El Confidencial Digital, en Malabo se dice que no puede descartarse que hayan conseguido, efectivamente, robar parte del botín. Fuentes oficiales del dictador niegan con rotundidad tanto el fin del asalto como la consecución del robo.

Lo que en todo caso se sabe es que Obiang se reunió años atrás con el MEND, momento en el que los “piratas” aprovecharon para pedirle financiación. El presidente hizo entonces una maniobra, según los expertos, “muy africana”: les prometió dinero, para después no dárselo. Según esta teoría, el movimiento habría aprovechado ahora para llevarse el dinero jurado y no entregado por Obiang.

Con Obiang de vuelta a Malabo y la calma restaurada en la ciudad, hay divergencias en torno a la cuenta de los muertos. La televisión pública mostró el cadáver de un guerrillero, al tiempo que el Gobierno asegura que no hay ninguna baja por parte ecuatoguineana. Se sabe, sin embargo, que hay tres militares muertos y otros seis heridos. La dictadura tampoco ha mostrado al público a ningún detenido.

Ante la incertidumbre generada por estos sucesos, la pregunta que se hacen, tanto los expertos como la generalidad de los habitantes de Malabo, es si las incursiones del MEND se han de repetir, vista la incapacidad del ejército ecuatoguineano.

Está previsto un reforzamiento de la presencia militar norteamericana, habida cuenta del recrudecimiento de los ataques de grupos ‘piratas’ y la presencia de ciudadanos e intereses económicos y estratégicos de EEUU en la zona. La última consecuencia, perniciosa para la oposición ecuatoguineana, es el aprovechamiento que han de rendir estos ataques al régimen de Obiang ante la opinión pública internacional.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·