Miércoles 23/05/2018. Actualizado 11:27h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

“¿Habeas Corpus? ¿Montesquieu?”. La bronca entre los aspirantes a Suboficial de la Guardia Civil por el nuevo modelo de examen con preguntas de razonar

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las pruebas de acceso a la Escala de Suboficiales de la Guardia Civil han acabado en bronca. El último examen ha colmado la paciencia de muchos de los aspirantes que no han alcancazo la nota mínima necesaria. La mayoría no acaba de entender los cambios realizados en las pruebas escritas.

Hace unos días tuvieron lugar en Baeza (Jaén) las pruebas de acceso a la Escala de Suboficiales de la Guardia Civil. Unos 2.500 aspirantes se presentaron para cubrir un total de 600 plazas. En total, 400 guardias civiles superaron el examen.

Algunos de los beneméritos que se presentaron a esta convocatoria critican con dureza el modelo de examen que se modificó y se viene aplicando desde hace unos años. Concretamente, desde aproximadamente la llegada del PSOE al Gobierno.

Estos aspirantes denuncian que desde hace unos cuatro años, la prueba de ascenso a Suboficial incluye preguntas mucho más reflexivas. El temario sigue siendo el mismo con la única diferencia que ahora las cuestiones que se plantean son más generales, de razonar, para utilizar argumentos lógicos y, como consecuencia, mucho más ambiguas.

La evaluación, por tanto, no depende tanto de lo que haya estudiado el aspirante, critican, sino de la capacidad de reflexión, análisis y síntesis que tenga en el momento del control escrito.

Algunas de las cuestiones que se han planteado en estas pruebas de acceso son, por ejemplo, definir qué es el habeas corpus, explicar en qué consiste la separación de poderes según Montesquieu o cómo es la gestión del espacio fronterizo en la Unión Europea.

En efecto, no se trata de puntos específicos del temario. Los examinadores, explican fuentes internas de la Guardia Civil, intentan que el aspirante razone y se arriesgue a contestar. Se valora la capacidad de improvisación teniendo en cuenta que los agentes tendrán que improvisar constantemente en su trabajo diario.

Ya no buscan guardias civiles excesivamente estudiosos y encasillados en un temario determinado, sino profesionales que apliquen el razonamiento a los casos prácticos, añaden.

No obstante, matizan, algunas cuestiones referidas principalmente a temas legislativos siguen siendo totalmente objetivas y los examinadores no permiten ningún tipo de error.

Finalmente, una cuarta parte de los aspirantes, unos 650, logró alcanzar el mínimo exigido para aplicar el concurso, es decir, 38 puntos de 120 posibles. De ellos, unos 400 llegaron a los 60 puntos, la nota para aprobar.

La Jefatura de Enseñanza de la Guardia Civil, la encargada de realizar estas pruebas de acceso, ha anunciado que repetirá estos exámenes para cubrir las plazas que han quedado vacantes.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··