Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Obama contrató a mercenarios de BlackWater, empresa a la que ha criticado públicamente, para que se encargaran de su seguridad en su gira por Afganistán e Irak

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El gabinete del candidato a la Casa Blanca, Barak Obama, echó mano de BlackWater, la polémica empresa estadounidense de seguridad, para que garantizase la seguridad del demócrata durante su gira por Oriente Medio.

Barak Obama se ha manifestado en muchas ocasiones en contra de los contratistas de seguridad, a los que calificó de “mercenarios”. Sin embargo, el demócrata decidió poner su seguridad en manos de BlackWater durante su gira por Irak y Afganistán.

El primer candidato afroamericano a la Casa Blanca aseguraba hace meses en una entrevista que la estancia de Estados Unidos en Irak y Afganistán no puede depender de una empresa privada, ya que ese papel le pertenece exclusivamente al Ejército. Sino –aseguraba Obama- “estaríamos ante la privatización de nuestro aparato militar, uno de los pilares de nuestra nación”.

Esta empresa, según algunos estudios realizados por periodistas norteamericanos, cuenta con 20.000 soldados a sueldo y miles de millones de dólares en material militar. Dispone en total de cerca de medio centenar de aviones y helicópteros.

Hoy en día están presentes en las principales zonas ‘calientes’ del planeta, como Afganistán, Irak, Israel o Pakistán. Allí ofrecen servicios de escolta, intervención rápida u otras operaciones como logística o comunicaciones.

En BlackWater trabajan e xmilitares estadounidenses, así como agentes del servicio de inteligencia –CIA, Agencia de Seguridad Nacional- y antiguos funcionarios del Pentágono.

En 2007, la compañía se vio involucrada en un grave incidente en Irak, cuando un grupo de soldados de BlackWater abrió fuego contra un grupo de civiles matando a dieciséis de ellos, entre los que se encontraba un niño de ocho años.

Obama ha sido claro en sus referencias a la compañía de soldados a sueldo: si llega a presidente, prohibirá cualquier operación armada de este tipo de empresas tanto en el interior como en el exterior de Estados Unidos.

BlackWater y la administración Bush han sellado muchos acuerdos desde que comenzase la operación denominada ‘Libertad Duradera’, la primera de las guerras contra las redes del terrorismo islamista.

De hecho, una de las últimas decisiones que tomó Paul Bremer como administrador provisional de Irak tras la guerra fue firmar la orden 17, que libraba a empresas como BlackWater de responder ante las leyes iraquíes por cualquier delito, incluyendo el homicidio.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·