Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Primer caso de contagio en Europa

Las autoridades sanitarias reunieron a todos los responsables médicos para hacer frente a la crisis del ébola

La hipótesis que se maneja es que la auxiliar de enfermería infectada contrajo el virus limpiando la habitación del misionero García Viejo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El primer caso de contagio del ébola en Europa se confirmó ayer a primera hora de la tarde: las dos pruebas realizadas en el Hospital Universitario Fundación Alcorcón a una auxiliar de enfermería que atendió al misionero García Viejo lo ratificaban. Las  reacción del ministerio y la consejería de Sanidad no se hizo esperar con la convocatoria de una reunión de urgencia.

Ana Mato, en la rueda de prensa que ofreció ayer por la crisis del ébola. Ana Mato, en la rueda de prensa que ofreció ayer por la crisis del ébola.

Según ha sabido El Confidencial Digital, la consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid convocó de urgencia a todos los responsables médicos de la región para hacer frente a la crisis sanitaria provocada por el contagio del ébola.

Entre las seis y media y siete de la tarde, contactó telefónicamente al personal médico y estuvo en permanente comunicación con los gerentes de los hospitales madrileños.

La auxiliar de enfermería infectada, grave

En la reunión posterior, la consejería de Sanidad trasladó a los allí presentes el diagnóstico realizado por el Hospital de Alcorcón. La paciente infectada “está grave”, y con “poca viabilidad” de recuperación.

Precisamente, el delicado estado de la auxiliar de enfermería contagiada de ébola provocó el debate sobre qué medidas tomar. Por un lado, algunos responsables médicos apostaban por trasladarla al Carlos III, mejor preparado que el centro sanitario de Alcorcón. Otros, por su parte, aseguraban que, ante la gravedad de la enfermedad, era mejor evitar viajes en ambulancia.

La ministra de Sanidad, Ana Mato, confirmó posteriormente que la idea del ministerio es el traslado al Carlos III, algo que ha aliviado la gran incertidumbre existente en el Hospital de Alcorcón.

De hecho, algunos de los integrantes del personal sanitario de dicho hospital se negaron ayer por la tarde a realizar su trabajo con normalidad. Según las fuentes consultadas, “solo se nos han puesto cintas para que no pasemos por determinados pasillos, pero no existen zonas de aislamiento para evitar el contagio”.

Pudo contagiarse limpiando la habitación del misionero

La auxiliar de enfermería contagiada con el virus del ébola empezó a notar síntomas de la enfermedad el pasado 30 de septiembre, apenas cinco días después de la muerte, en el Carlos III del misionero Manuel García Viejo.

Fue ese día cuando la afectada se puso en contacto con el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales. Sin embargo, al no alcanzar los 38,6 grados de fiebre, que es el límite fijado para iniciar el protocolo de alerta, continuó con su periodo de descanso hasta el pasado domingo, cuando ingresó de urgencia en el Hospital Universitario Fundación Alcorcón.

A última hora de ayer, la hipótesis que se manejaba en la consejería de Sanidad es que la auxiliar se contagiara el mismo día 25, realizando las labores de limpieza de la habitación en la que había permanecido el misionero fallecido. También pudo producirse en las dos ocasiones en las que le atendió. No obstante, se desconoce cómo pudo llegar el virus a su organismo.

Psicosis entre los compañeros

Tanto el ministerio de Sanidad como la Consejería han preferido no difundir el nombre y los apellidos de la auxiliar de enfermería afectada. Solo ha trascendido la edad (44 años), y que está casada.

Ese silencio, cuyo objetivo es preservar la privacidad de la paciente, provocó ayer por la tarde episodios de psicosis entre los compañeros de los 30 sanitarios que atendieron al misionero Manuel García Viejo en el Hospital Carlos III.

Todo ese personal sanitario está en este momento disfrutando de unos días de descanso, por lo que muchos no están localizables. Algunos de sus compañeros, al conocerse la noticia de un contagio, intentaron contactar con las enfermeras y auxiliares que trabajaron en el Carlos III. Aquellos que no lo consiguieron, temen que sea su compañera la afectada.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·