Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Un desconocido roba la oración que Obama dejó en el muro de las lamentaciones y aparece publicada en un diario judío

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La oración que escribió el candidato demócrata ha desaparecido del muro de las lamentaciones. Posteriormente, el texto apareció en las páginas de un diario hebreo.

El candidato demócrata a la presidencia de EEUU, Barack Obama, acudió de visita el pasado 23 de julio Israel. La gira turística incluía el muro de las lamentaciones donde rezó y dejó sus peticiones según la costumbre judía.

Un desconocido, que todavía no ha sido identificado, robó el papel que contenía la oración de político norteamericano. El texto cambió de manos a un tercero que lo vendió al periódico israelí ‘Maariv’. Esta persona sí ha sido identificado y ha pedido perdón públicamente a Obama, informa el portal eltiempo.com .

La plegaria del aspirante a la presidencia norteamericana que se publicó dice así: “Señor, protege a mi familia y a mí. Perdona mis pecados y ayúdame a cuidarme del orgullo y la desesperación. Dame la sabiduría para hacer lo que es correcto y justo. Y hazme un instrumento de tu voluntad”.

Desde varios sectores de la sociedad israelí se ha llamado al boicot contra el periódico al considerar este acto como un sacrilegio que ha afectado tanto a rabinos como a la población en general.

Además, el periódico destaca que la oración de Barack Obama fue aprobada para su publicación en la prensa internacional antes de colocarlo en el muro de los lamentos.

Los papeles que están entre las piedras del muro y que contienen las plegarias de miles de personas, judíos o no, son retirados dos veces al año, coincidiendo con las fiestas del Año nuevo judío y de la Pascua judía. Esta operación se desarrolla con la supervisión de los rabinos. De esta manera se quiere guardar las intimidades que manifiestan los escritos.

Según la misma publicación, la polémica ha sido activada por la violación de un lugar sagrado y no por la difusión del contenido del mensaje. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·