Vivir
Las donaciones de sangre se duplican en Cataluña tras los atentados yihadistas

En una semana han acudido 8.600 personas, concentradas sobre todo en la ciudad de Barcelona

El atentado yihadista en Las Ramblas de Barcelona provocó la reacción de cientos de personas que en la capital y en otros puntos de Cataluña acudieron a donar sangre por si era necesaria para los heridos. Las autoridades pidieron escalonar las donaciones y el llamamiento dio sus frutos.

Un hombre dona sangre en un centro sanitario de Cataluña.
Un hombre dona sangre en un centro sanitario de Cataluña.

Las terribles imágenes de decenas de personas tiradas en Las Ramblas sangrando de las heridas provocadas por la furgoneta del yihadista Younes Abouyaaqoub conmovieron a millones de personas en toda España. En Barcelona y en otros lugares de Cataluña, la reacción de algunos ciudadanos fue acudir a los hospitales a donar sangre.

Eso mismo ocurrió de forma masiva en 2004 en Madrid por el atentado yihadista del 11-M, y en 2013 con el accidente del tren Alvia en Santiago de Compostela.

Desde el Banco de Sangre de Cataluña tuvieron que salir a agradecer el gesto, pero aclararon que no había alarma por falta de sangre y pidieron a los ciudadanos reservarse para días posteriores, ya que hay productos sanguíneos que caducan en pocos días (las plaquetas, en sólo cinco días, los glóbulos rojos, en 42), por lo que era mejor escalonar las donaciones.

Ha pasado una semana completa desde los ataques terroristas en Barcelona y también en Cambrils, y  El Confidencial Digital ha podido conocer el balance del Banc de Sangre de Cataluña. El dato principal es que las donaciones se han multiplicado por dos en esta semana respecto a la misma semana de otro año.

Algo más de 8.600 personas han acudido en estos siete días a donar sangre en los hospitales y en los puntos de recogida móviles que se establecen temporalmente en diferentes puntos de Cataluña, ahora en verano sobre todo en lugares turísticos.

Fuentes consultadas por  ECD explican que una vez pasados los primeros días tras el ataque, ha seguido habiendo colas de personas que cada mañana esperaban a las puertas de hospitales y puntos de donación de sangre.

El gran “boom” de donaciones de esta semana posterior a los ataques terroristas en Barcelona y Cambrils se ha producido en hospitales de la ciudad de Barcelona, como el Clínic y el Sant Pau, según explican desde el Banco de Sangre de Cataluña.

El aumento ha sido significativo, pero en el Banco de Sangre no echan las campanas al vuelo porque en verano las donaciones suelen caer un 30% respecto al resto del año, por lo que siempre van más apurados de reservas. Eso sí, precisan que actualmente las reservas están en niveles suficientes hasta para atender otra emergencia como la del atentado del 17 de agosto.

Outbrain

Etiquetas: banco de sangre, donación de sangre, Donaciones de sangre, Atentado de Barcelona