Miércoles 22/11/2017. Actualizado 03:42h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Lo usan mayoritariamente hombres

Estos son los datos del fenómeno del alquiler de coches eléctricos en Madrid

Car2go y Emov ya suman 1.000 vehículos en la capital. Se utilizan una media de 20 minutos por recorrido a 3,80 euros el viaje

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El alquiler de vehículos eléctricos sin conductor es un mercado al alza en la ciudad de Madrid. Actualmente, la capital de España cuenta con un millar de coches a disposición del usuario. Y hay dos empresas que dominan el sector: Car2go y Emov. Ambas se encuentran en constante crecimiento y están protagonizando un fenómeno sin precedentes en las calles madrileñas.

Car2go. Car2go.

En el mes de noviembre de 2015 llegó a Madrid Car2go, y su evolución en sus primeros años de vida está siendo muy positiva. Actualmente cuenta con 145.000 usuarios registrados en el servicio y una flota de 500 vehículos que se alquilan una media de 15 veces al día. Pero en diciembre de 2016 apareció en escena Emov, empresa que utiliza un modelo de coche de cuatro plazas (Citroën CZero) frente a las dos plazas de Car2go (Smart Fortwo).

En su corto tiempo de vida, Emov ya ha superado la cifra de 75.000 altas en su servicio y sus vehículos están cerca de alcanzar el millón y medio de kilómetros recorridos. Al igual que Car2go, cuenta con una flota de 500 coches y es la primera empresa en salir de la M-30. Aunque aún está lejos de alcanzar los 72 millones de alquileres de su competencia.

Ambas empresas coinciden tanto en el trayecto medio de sus recorridos (20 minutos) como en el precio medio que pagan sus usuarios (3,80 euros). Pero cada una se ha instalado de forma predominante en diferentes zonas de Madrid. Mientras que Car2go domina el eje de la Castellana y sus barrios colindantes (Méndez Álvaro, Príncipe Pío y Ventas), Emov encuentra más clientes en los barrios de Salamanca y Chamberí.

El usuario medio es hombre y ‘millennial’

El tipo de público que utiliza más sus servicios es mayoritariamente ‘millennial’ (generación de los nativos digitales). En el caso de Car2go, el 36% de sus usuarios se encuentran en edades comprendidas entre los 26 y los 35 años. El 31%, entre 36 y 49. El 16% son jóvenes de entre 18 y 25 años. Y el 17% restante son mayores de 50. En general, la edad media del usuario de Car2go es de 37 años. Y el ‘heavy user’, aquel que utiliza el servicio un mínimo de cuatro veces por semana, tiene 34 años.

Por su parte, en Emov, más de la mitad de sus clientes son ‘millennials’ y la edad media de su público ronda los 32 años. Los picos de demanda en ambas empresas se sitúan por la mañana, al mediodía y a la salida del trabajo hacia las 19:00 horas. También es un servicio dirigido en su mayoría a hombres, que representan un 60% de la clientela de Emov y un 70% de la de Car2go.

Sin datos de accidentes y multas

Ninguna de las dos empresas ofrece datos sobre accidentes o multas, si bien Emov recalca que se encuentran dentro de sus previsiones. En Car2go analizan con detenimiento los informes de cada accidente y a la persona responsable, para ver si se da el caso de que hay más accidentes por parte de un mismo grupo de usuarios. Ambas empresas cuentan con un seguro a todo riesgo que cubre este tipo de incidentes hasta los 500 euros, además de una serie de términos y condiciones accesibles en sus páginas web, que deben respetar todos los usuarios que utilizan el servicio.

Competencia para los taxis

El sector del taxi es el que más está sufriendo este auge del alquiler de coches eléctricos, además de otros servicios de transporte con conductor como Uber o Cabify, que solo pueden ser contratados previamente vía telefónica y que tienen prohibido ofrecer su servicio directamente a pie de calle. Es precisamente la implantación de éstos últimos lo que provocó ayer una gran movilización de taxistas en Madrid y Barcelona, que se fueron a la huelga para presionar a la administración y fomentar que apueste por su servicio en lugar del de estas empresas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·