Domingo 21/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

“El abuelo no se viene a la playa”. Los geriátricos españoles capean la crisis con los ingresos de verano

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las familias españolas ‘no perdonan’ su descanso estival de cada año. Esta costumbre ha salvado los ingresos de más de un centro geriátrico, que mantienen el número de ingresos de años anteriores.

Según fuentes de las clínicas geriátricas consultadas por El Confidencial Digital, el número de ancianos que han sido ingresados este año en residencias es menor que el de años anteriores debido a la crisis económica.

A lo largo de este año, algunas residencias han visto reducido el número de ancianos que han solicitado una plaza respecto a otros años “hemos notado un descenso debido a la situación económica”, afirman desde la Residencia La Paloma, en Madrid.

Sin embargo, otros centros geriátricos parecen haber sido más afortunados y aseguran “no haber notado diferencia respecto a otros años, no hemos tenido bajas”, es el caso de la residencia Virgen de la Paloma, también en Madrid.

ECD ha podido saber que una tendencia habitual en las residencias de ancianos es registrar un mayor número de ingresos durante el verano: “si en invierno entra un anciano en un mes, en verano entran tres o cuatro en el mismo periodo de tiempo”, aseguran desde uno de los centros.

El hecho de que aumente el número de internados durante la temporada estival se debe a la coincidencia con el periodo vacacional de sus familiares: “es habitual que se ingrese a ancianos durante una semana o quince días, justo para el período en el que la familia se va fuera de vacaciones” “También hay casos que son ingresados para todo el verano, pero es menos habitual” comentan las fuentes de dichos centros.

Fuentes autorizadas de estos centros han afirmado que “hay más ligereza a la hora de llevar a los ancianos a residencias en verano, es una forma de que la familia se facilite las vacaciones”.

Por su parte, desde el servicio de Teleasistencia de la Comunidad de Madrid, que se encarga de ofrecer asistencia telefónica a las personas mayores, han comentado a ECD que: “el número de ancianos que recurre a sus servicios aumenta en Septiembre-Octubre fundamentalmente porque durante el verano muchos se dan de baja de ese servicio porque se van de vacaciones”. “También tenemos algunas altas pero se compensa con las bajas”.

Además, los trabajadores de este servicio de Teleasistencia afirman que durante el verano “se establece un servicio especial para ofrecer a los ancianos la posibilidad de tener ayuda psicológica”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·