Miércoles 13/12/2017. Actualizado 13:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

La impresora 3D también habla español. Una empresa nacional la sacará al mercado en julio y ya tiene pedidos para todo el año

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La empresa española Marcha Technology ha diseñado la que será una de las primera impresora 3D 'made in Spain'. La firma navarra comenzará a venderla este verano, aunque ya tiene pedidos suficientes como para cubrir todo el año.

Las impresoras 3D están llamadas a protagonizar la siguiente revolución tecnológica. Estos dispositivos son capaces de generar objetos en tres dimensiones como tazas, moldes, utensilios de cocina, figuras e incluso armas siendo necesario únicamente su diseño previo en un ordenador.

La firma Marcha Technology ha desarrollado esta impresora, denominada Witbox, que saldrá al mercado previsiblemente este mes de julio. Según ha sabido ECD, la lista de pedidos es muy extensa pese a que todavía no se comercializa.

La empresa también ha diseñado su propio programa informático, que permitirá diseñar cualquier objeto en tres dimensiones y enviar la copia a una impresora, que tallará el objeto sobre un material plástico.

Se trata de uno de los prototipos más avanzados a nivel mundial de esta nueva tecnología, y el coste por unidad ronda los 2.500 euros. Según los expertos del sector, la aportación de esta tecnología al diseño industrial va a ser “espectacular”.

No es la única impresora 3D fabricada en España. La Witbox deberá competir con la Cooking Hacks (su fabricante está en Zaragoza y cuesta alrededor de 650 euros) o la Tumaker Voladora (con base en el País Vasco).

Polémica con la impresión de armas

Pese a que los beneficios de esta tecnología son incuestionables, se ha generado una intensa controversia sobre su posible mal uso. Por ejemplo, para fabricar armas indetectables por los actuales sistemas de detección de armas en aeropuertos o edificios públicos, por ejemplo.

En el Congreso de Estados Unidos se está debatiendo, incluso, poner límites a esta tecnología. Y tal y como contó El Confidencial Digital, este asunto ha sido uno de los temas que se debatieron en la última reunión del Club Bilderbeg.

Etiquetas
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··