Sábado 18/11/2017. Actualizado 14:03h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Los resultados se obtendrán en un mes

Éstas son las pruebas forenses que determinarán si Dalí fue padre

El instituto especializado de Barcelona utilizará técnicas de congelación, pulverización y reacción en cadena para extraer el ADN del pintor

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los especialistas forenses del Ministerio de Justicia van a analizar el ADN de Salvador Dalí a partir de muestras óseas o dentales del pintor. Trasladarán las muestras del cadáver de Figueras a Barcelona y allí averiguarán si Dalí murió dejando descendencia o no. Estas pruebas son claves para el juicio de la mujer que asegura ser hija del pintor.

Salvador Dalí Salvador Dalí

Una gerundense ha puesto en duda que Salvador Dalí muriera sin dejar descendencia. Pilar Abel dice ser hija del pintor surrealista, enterrado en su casa-museo de Figueras, y tras un largo periplo legal ha conseguido una orden del juez para exhumar el cuerpo de Dalí y hacerle una prueba de paternidad post mortem.

Según el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, en 2007 hubo 401 peticiones de análisis de ADN para determinar la paternidad en empresas especializadas, mientras que en 2015 se registraron hasta 1.485 demandas.

Algunos especialistas en este campo apuntan que las peticiones para estas pruebas sobre cadáveres han aumentado desde que en 2015 se admitieran a trámite dos demandas de paternidad al rey Juan Carlos I. Las dos fueron rechazadas por el Tribunal Supremo ese mismo año.

Traslado al instituto forense de Barcelona

Sin que aún haya una fecha determinada, el personal municipal de Figueras se encargará de abrir el nicho de Salvador Dalí junto a un perito que supervise la exhumación. Allí, se le extraerá al cadáver del artista el resto escogido.

Fuentes conocedoras del asunto explican que debe ser una pieza ósea, ya que las otras posibilidades, una muestra de piel o una uña, se descartan porque se suponen en peor estado, dado el tiempo que lleva Dalí enterrado, desde el año 1989. Se utilizará una pieza dental o un hueso largo, de la pierna o del brazo.

Normalmente, las empresas especializadas asignan sólo a una persona la manipulación del cuerpo. “No todo el mundo toca el cadáver”, puntualizan las fuentes consultadas. Más tarde, la muestra se trasladará a la sede del instituto forense de Barcelona, en cuyos laboratorios se analizará el ADN del pintor.

Congelación y pulverización

Todas las pruebas se realizan en una cabina de flujo laminar, un espacio que cuenta con un ventilador con un filtro de alta eficiencia denominado HEPA (por sus siglas en inglés). Este dispositivo tiene habitualmente aplicaciones biomédicas, ya que evitan las propagaciones de bacterias y virus. De este modo se garantiza la limpieza de todo el proceso.

Primero, el forense descontaminará el diente o hueso para retirar el ADN ajeno al pintor. Para ello, se le aplica un material químico abrasivo: óxido de aluminio, normalmente. También se usan a veces rayos ultravioleta.

Después, se congela sumergiéndolo en nitrógeno líquido para poder proceder a su pulverización. Si se trata de hueso largo, primero hay que fragmentarlo. La pulverización es la fase clave del proceso: si no se efectúa, los expertos coinciden en que los resultados son más pobres. Este paso se realiza con un molino electromagnético, fabricado en Alemania específicamente para las investigaciones forenses.

A partir de ahí se realizan copias del código genético mediante una reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés): una técnica revolucionaria para la genética que modifica esta enzima, capaz de dividir los ácidos nucleicos, las largas cadenas de información que forman el ADN. Entonces, ya se podrán comparar los códigos genéticos de Salvador Salí y de la mujer que asegura ser su hija, y cotejar sus coincidencias.

El juicio, el 18 de septiembre

El próximo 18 de septiembre se celebra el juicio para determinar la paternidad del pintor. Los resultados de las pruebas deben estar por tanto para esa fecha. De hecho, ECD ha podido saber que el análisis del ADN no supondrá más de un mes de trabajo para los forenses.

La fundación Gala Dalí, quien ostenta los derechos del artista, ya ha anunciado que recurrirá la exhumación del cadáver del artista de Figueras.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·