Lunes 05/12/2016. Actualizado 16:38h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Caja Madrid lidera una operación inmobiliaria junto a otras constructoras de la capital para comprar el Vicente Calderón

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Miguel Blesa, que no quiere ser acusado de “madridista”, prepara una operación inmobiliaria junto a varias constructoras de Madrid para comprar los terrenos del Estadio Vicente Calderón y “hacerle un favor” a los dirigentes Atléticos.

Miguel Blesa, que no quiere ser acusado de “madridista”, prepara una operación inmobiliaria junto a varias constructoras de Madrid para comprar los terrenos del Estadio Vicente Calderón y “hacerle un favor” a los dirigentes Atléticos. La operación, que se está llevando a cabo con cierto sigilo, implicará según fuentes del sector, a un grupo de inmobiliarias, coordinadas por Caja Madrid, y que pretenden adquirir los terrenos del club que preside Enrique Cerezo. Se habla de hasta tres posibles constructoras empeñadas en el proyecto, una de las cuales sería Realia. Algunos analistas explican este interés de Miguel Blesa como un modo de responder a aquellos que le acusaron de favorecer de manera partidista al Real Madrid en la maniobra de las Torres de la Ciudad Deportiva del club merengue. Lo cierto es que el Atlético de Madrid necesita en estos momentos una operación inmobiliaria de estas características que le sirva para sanear su deuda, trasladando al primer equipo a La Peineta, el espacio facilitado por la Comunidad de Madrid. Existe además un gran interés en esta maniobra por parte del Ayuntamiento de Madrid. Con la venta del antiguo estadio metropolitano, Alberto Ruiz Gallardón vería allanado el camino a su último gran proyecto monumental: la conversión de la M-30 en una calle más de la capital. Efectivamente, en las obras de ampliación y rehabilitación de la zona sur madrileña, el Ayuntamiento de la capital necesitaría esos terrenos para permitir el desarrollo del gran nudo de circulación.