Viernes 09/12/2016. Actualizado 11:43h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Una subcontrata de Jazztel “roba” clientes a la competencia con supuestos métodos fraudulentos: suplantación de personalidad, falsificaciones de voz y del DNI

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hace más de un año, Jazztel subcontrató una veintena de empresas comerciales que debían captar nuevos clientes para sus servicios de telefonía y línea ADSL. Presuntamente, al menos una de estas compañías, que cobran comisión por cada uno de los usuarios conseguidos, ha utilizado métodos fraudulentos.

Hace más de un año, Jazztel subcontrató una veintena de empresas comerciales que debían captar nuevos clientes para sus servicios de telefonía y línea ADSL. Presuntamente, al menos una de estas compañías, que cobran comisión por cada uno de los usuarios conseguidos, ha utilizado métodos fraudulentos. Según ha podido saber El Confidencial Digital, varios particulares descubrieron un buen día por sorpresa que se habían quedado sin línea. Tras algunas indagaciones se ha descubierto que una subcontrata había migrado a Jazztel este servicio desde sus compañías, sin haber dado éstos previamente su consentimiento. El operador que preside Leopoldo Fernández Pujals reconoce que la contratación de los servicios de estas empresas fue un “error” que ahora están intentando corregir. ECD ha tenido acceso a la particular historia de un usuario afectado por este supuesto fraude. Se trata de Pedro Robles Nicolás, quien asegura que pronto denunciará el caso ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Según ha explicado Robles Nicolás, hace cuatro meses perdió la conexión a Internet que tenía contratada con Telefónica. Cuando se puso en contacto con este operador, le indicaron que el motivo de la falta de línea ADSL era que él mismo había dado orden de darse de baja en los servicios de esta compañía. Ahora era cliente de Jazztel, una empresa con la que nunca antes había tenido contacto. Cuando el afectado expuso su caso a “su nuevo operador”, comprobó cómo una empresa subcontratada por Jazztel para atraer nuevos clientes, BNB Argentina, había falsificado sus datos e incluso su voz para darle de alta en la empresa de Fernández Pujals. Sin embargo, el departamento de atención al cliente de Jazztel le invitó a que, mientras aclaraban el caso, se diera efectivamente de alta en la compañía. Robles denunció el caso ante la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y el Juzgado de Guardia. Según ha contado a ECD, la Administración ya se ha puesto en contacto con él para pedirle un documento en el que recoja daños y perjuicios por este fraude. Por su parte, la policía judicial ya ha tomado muestras de la voz del denunciante pues una de las pruebas del supuesto contrato entre Robles y Jazztel era una cinta grabada por BNB Argentina. El informe policial revela que las voces son diferentes y confirma que en aquella grabación alguien se hizo pasar por Pedro Robles. Además, la empresa facilitó al operador el domicilio correcto del “nuevo cliente” y un número de cuenta y de DNI falsos. Los supuestos cargos a los que ahora se enfrenta la empresa británica, explica el afectado, son falsificación de documento y hurto de uso. Además, Robles denunciará el caso ante la CNMV, ya que “una compañía que cotiza en Bolsa está tratando de obtener beneficios de manera fraudulenta”. Ante estas “amenazas”, la dirección de Jazztel se ha puesto en contacto con el demandante. El pasado 6 de octubre, Pedro Robles se reunió con el Secretario del Consejo de Jazztel, José Ortiz. También el propio director general de la compañía se reunirá próximamente con el afectado. El objetivo de estas reuniones es lograr un acuerdo con el demandante e incluso pedir su ayuda para presentar una demanda conjunta contra BNB Argentina. Sin embargo, en el Gabinete de Prensa de la operadora se asegura no tener conocimiento de estos contactos, ni del “problema” del señor Robles. Reconocen que es posible que los directivos estén intentando “corregir errores anteriores” y por ello se hayan puesto en contacto con algún afectado. De lo que sí tienen constancia es de la existencia de irregularidades con algunas subcontratas en el pasado. Desde Jazztel se reconoce que la contratación de aquellos servicios “fue un error”, culpa del anterior equipo gestor, y que ya no trabajan con ninguna de esas empresas que falsearon contratos “con el fin de cobrar comisiones”. En estos momentos, sólo cuentan para estas tareas “con personal de su confianza”, aseguran. No obstante, las fechas no cuadran. Leopoldo Fernández Pujals llegó a la presidencia de Jazztel en septiembre de 2004 y el fraude denunciado por Pedro Robles es posterior: el afectado perdió su línea con telefónica e interpuso su demanda en junio de 2005.