Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Zeta reconoce su error por haber mezclado los premiados en un sorteo de entradas para la Champions con adjudicatarios directos de la empresa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Periódico de Cataluña ha publicado varias cartas al director con quejas encendidas por una lista sobre los beneficiados de un sorteo para la final de la Liga de Campeones, en París, donde aparecían como beneficiarios varios empleados del Grupo. La compañía reconoce haber cometido un error pero ningún trato de favor.

Según ha podido confirmar El Confidencial Digital, unas semanas antes del partido que iba a enfrentar al F.C. Barcelona con el Arsenal, el equipo culé hizo llegar al Grupo Zeta 150 entradas para ese encuentro. Se trataba “de un regalo”, explican desde la compañía, es decir, que la sociedad podía hacer con ellas lo que quisiera.   De hecho, la dirección decidió destinar 70 boletos a cubrir compromisos, entre familiares, empleados, proveedores y amigos. Otros 80 se destinaron a un sorteo, publicitado a través de las dos cabeceras principales del Grupo. El Periódico de Cataluña ofreció 30 entradas y el diario deportivo Sport, 50.   Según informaciones de la compañía, la confusión se produjo cuando se publicaron las listas de beneficiarios y allí aparecieron mezclados los vencedores del sorteo y los familiares, empleados, proveedores y amigos que habían recibido una entrada por gentileza de Zeta. Cuando algunos lectores reconocieron a muchas personas cercanas a la empresa entre los ganadores comenzaron las protestas.   Desde Zeta se reconoce que se ha tratado de “una chapuza integral y una torpeza, provocada sin necesidad y fruto de una ineptitud considerable”. “Pero no ha habido trampa. No había ninguna necesidad de publicar esa lista con los nombres mezclados de los premiados y los que recibieron su entrada discrecionalmente”, puntualizan.