Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

¿Quién puso y pagó la esquela del minero muerto en enfrentamiento con la columna del capitán Lozano, abuelo de ZP?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Una esquela a cinco columnas publicada el lunes en El Mundo, ha concitado el interés de políticos y periodistas, por lo insólito de su contenido, y porque aparece en ella el abuelo de José Luis Rodríguez Zapatero formando parte de las tropas que reprimieron la revolución socialista de Asturias.   La esquela recuerda el 72 aniversario de Carlos González Álvarez, de 19 años, “socialista y minero del concejo de Mieres, muerto entre el 14 y el 16 de octubre de 1934, junto con numerosos compañeros también socialistas y mineros, en los enfrentamientos con una columna militar enviada desde León por el general Franco, y al mando del capitán Rodríguez Lozano y otros oficiales”.   El escrito añade que “sus familiares” ruegan una oración por su alma y por la de los casi 1.200 caídos y asesinados en este enfrentamiento fratricida (mineros, militares, civiles y religiosos), “víctimas del odio irracional y del clima de guerra civil creados consciente y deliberadamente por los líderes socialistas Francisco Largo Caballero e Indalecio Prieto, que ordenaron la insurrección armada contra el gobierno legítimo de la República”.   Narra que en los enfrentamientos citados, el 14 de octubre, y cerca del poblado de Rouzón, “el capitán Rodríguez Lozano al frente de un grupo de reconocimiento, fue emboscado e intensamente tiroteado por los mineros socialistas en armas, y estuvo a punto de perder su vida cumpliendo con su deber”. Añade que, si eso hubiera sucedido (si hubiera perdido la vida), “la percepción de la realidad histórica por parte de su nieto, el presidente del Gobierno D. José Luis Rodríguez Zapatero habría sido radicalmente distinta, y la situación política de España hoy también lo sería”.   La esquela concluye recordando la Guerra Civil, “que algunos miserables, irresponsable y sectariamente, pretenden desterrar y reinventar”, olvidando y ultrajando a las víctimas.   La pregunta en ámbitos políticos y periodísticos es quién ha tenido la iniciativa de pensar e insertar esa esquela y, por tanto, quién la ha pagado.

·Publicidad·
·Publicidad·