Miércoles 28/09/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Obligaría a blindar la ciudad

La Policía advierte de que la final de Copa no debe celebrarse en Madrid

Como ocurrió en París el 13 de noviembre, coincidían un partido de alto riesgo (Barcelona-Sevilla) con un gran concierto (Bruce Springsteen), y en un nivel 4 de alerta anti-terrorista

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La final de la Copa del Rey no se celebrará en el Santiago Bernabéu, tal y como deseaban Barcelona y Sevilla. Un concierto de Bruce Springsteen en dicho estadio el mismo día del partido -21 de mayo- lo impide. Los dos clubes ven con buenos ojos que el Vicente Calderón que acoja el encuentro, pero ello significaría hacer coincidir en Madrid dos eventos considerados de “alto riesgo”.

Barcelona y Sevilla quieren disputar en el Calderón la final de Copa. Barcelona y Sevilla quieren disputar en el Calderón la final de Copa.

Según explican a El Confidencial Digital mandos policiales, el Cuerpo Nacional ya prepara el dispositivo de seguridad para el concierto, sin descartar aún que se tenga que realizar otro gran despliegue por el partido de Copa.

No obstante, su postura sobre la coincidencia de los dos eventos es tajante: El encuentro no debería celebrarse, bajo ningún concepto, en Madrid.

Dos eventos de alto riesgo...

Las fuentes de la Policía consultadas argumentan que, de celebrarse también el partido entre el Barcelona y el Sevilla, Madrid albergaría dos espectáculos calificados de “alto riesgo”, lo que provocaría dos grandes despliegues policiales, incluyendo la llegada de unidades operativas, como las UIP, desde otras zonas de España.

En concreto, para el concierto de Bruce Springsteen, los agentes deberánperimetrar todo el Santiago Bernabéu y realizar registros y cacheos a los asistentes, tal y como aplican en todas las grandes concentraciones musicales. Además, habrá también una gran vigilancia interior para evitar posibles aglomeraciones.

Si se celebrara también la final de Copa en Madrid, los agentes destinados al operativo tendrían que dividirse en varios grupos. Dos contingentes se encargarían de custodiar a las aficiones antes, durante y después del partido para evitar enfrentamientos. Otro, a realizar controles aleatorios, y uno más aplicará uncordón policial alrededor del Vicente Calderón para vigilar la entrada de posibles sospechoso.

En total, en cada uno de los dos grandes estadios de la capital debería haber un número cercano a los 900 policías, por lo que entre los dos eventos se necesitaría la presencia de unos 1.800 agentes. Una circunstancia que dejaría desprotegidas otras poblaciones.

...con un nivel 4 de alerta anti-terrorista

A los trabajos de vigilancia y seguridad propios de este tipo de eventos, hay que sumar además el protocolo que se ha establecido para grandes aglomeraciones en una situación de alerta anti-terrorista de nivel 4 como la que se vive en España desde los atentados de París.

En este sentido, los mandos policiales consultados no descartan que en los dos espectáculos haya que realizar un operativo similar al del último Real Madrid-Barcelona, con varios cordones de seguridad para restringir el acceso a cualquier persona ajena o que resulte sospechosa.

Además, desde la Policía recuerdan que la coincidencia de grandes eventos suele ser un reclamo para que terroristas islámicos intenten perpetrar atentados. Al haber dos acontecimientos, “pueden iniciar la ofensiva en uno de los dos lugares para focalizar toda la atención de las fuerzas del orden ahí y, mientras, preparar un ataque en el otro sitio”.

Esa estrategia, concluyen, la llevaron a cabo en París la noche del 13 de noviembre. Una noche, en la que además, y como sucedería si la final se celebra en Madrid, “hubo un partido de fútbol y un concierto”.