Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Las empresas de escoltas privados no dan abasto: el atentado de ETA en Barajas ha disparado la contratación de personal de seguridad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras el atentado de la banda terrorista ETA en la Terminal 4 de Barajas, el pasado 30 de diciembre, la contratación de escoltas en toda España ha aumentado de forma considerable. Esta situación ha obligado a varias empresas de seguridad privada a recurrir a bolsas de trabajo y anuncios en prensa para satisfacer a la demanda.

El asesinato a manos de ETA de Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio en Barajas ha disparado la contratación de servicios de escolta privados para toda España. El pasado nueve de enero, la Asociación Española de Escoltas (ASES) informó de las primeras cincuenta altas de contrataciones de seguridad privada a raíz del atentado. Ahora, El Confidencial Digital ha podido saber que se acaban de superar las ciento cincuenta contrataciones de servicios de protección.

La mayoría de estas nuevos contratos, por parte de empresas y particulares amenazados, están localizados en el País Vasco y Navarra. Sin embargo se destaca que también se han producido altas significativas en Madrid.

El caso de la Comunidad Autónoma Vasca es especial. Allí, el consejero de Interior, Javier Balza, reconoció hace unos días que, tras el atentado, se habían puesto en contacto con aquellas personas que habían prescindido de sus escoltas durante el ‘alto el fuego permanente’ de la banda ETA, para advertirles.

Actualmente, en el País Vasco existen más de mil personas protegidas por profesionales privados, siendo unos 4.000 los trabajadores de empresas de seguridad que se encuentran empleados en estos servicios. Algunas de estas empresas, según ha podido saber ECD, han agotado su ‘bolsa de trabajadores’ en estos últimos días por la demanda generada a raíz del regreso a los asesinatos de los etarras, y las previsiones que mantienen las fuerzas de seguridad sobre el futuro inmediato.

·Publicidad·
·Publicidad·