Actualidad

Rufián rechaza conciliar con quien le denunció por llamar "narcosala" a una concentración contra indultos del 'procés'

El denunciante se querellará tras no lograr que el diputado de ERC le pida perdón

Los representantes legales del diputado de ERC Gabriel Rufián y el abogado Víctor Valladares han celebrado este martes un acto de conciliación en el Juzgado de Primera Instancia Número 7 de Madrid después de que el segundo presentara una demanda por injurias graves contra el dirigente a raíz de unas declaraciones en las que llamó "narcosala de la ultraderecha" a una convocatoria contra los indultos del 'procés'. Rufián no se ha disculpado por sus palabras, como pedía el abogado, por lo que está previsto que Valladares presente querella contra el político.

Según consta en el acta de conciliación, a la que ha tenido acceso Europa Press, el equipo legal de Rufián y el demandante no han llegado a un acuerdo. "No habiendo avenencia entre las partes y no siendo posible avenirlos, doy por finalizado el acto de conciliación sin avenencia", se lee en el escrito del Juzgado.

Así las cosas, Valladares se ha reafirmado y ratificado en su solicitud y está previsto que continúe el procedimiento contra el diputado de ERC mediante la presentación de una querella, según las fuentes jurídicas consultadas por Europa Press.

En su demanda inicial, el abogado identificó a Rufián como el presunto autor de un delito de injurias graves realizadas mediante publicidad en el marco de un convocatoria llevada a cabo por 'Unión 78' que tuvo lugar el 13 de junio de 2021 en la Plaza de Colón, en Madrid, en contra de los indultos a los líderes independentistas condenados por el 'procés'.

El abogado reprochó las declaraciones que hizo el diputado poco antes de la concentración. Según recoge la demanda, a la que tuvo acceso Europa Press, Rufián afirmó que lo que iba a suceder allí era una "especie de narcosala de la ultraderecha" en la que se iban a "repartir metadona de la mala".

Lesión a su dignidad

Valladares consideró que esas manifestaciones le menoscababan y lesionaban porque él era uno de los asistentes a la convocatoria. "La lesión de mi dignidad es manifiesta puesto que nunca he recibido metadona ni acudido a una narcosala ni tampoco he estado jamás afiliado a ningún partido político ni grupo de ultraderecha", señaló.

En su escrito, pedía que Rufián se retractase "públicamente" y que le pidiese perdón en los mismos medios en los que difundió sus declaraciones. "Esta parte no solicita indemnización económica alguna en esta Jurisdicción", subrayó.

Valladares estimó que la competencia era de un juzgado madrileño y no del Tribunal Supremo porque las declaraciones de Rufián fueron a título personal y fuera del ejercicio de su cargo.

 

El PIB sube un 0,2% en el primer trimestre, una décima menos de lo esperado

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?