Dinero

El CSIC estudia cómo producir combustible sostenible a partir de restos agrícolas

El Ministerio de Ciencia apoya el proyecto piloto para usar residuos de plantas oleaginosas en biorrefinerías

Investigadores del CSIC estudian formas de obtener combustibles sostenibles a partir de residuos agrícolas. El objetivo es desarrollar un método que permitiese llevar a cabo este proceso a gran escala utilizando restos de plantas oleaginosas. Este tipo de vegetales son aquellos de cuya semilla o fruto se puede extraer aceite. Las más comunes en España son el girasol, la colza y la soja. 

Según datos del Ministerio de Agricultura, en la campaña 2020/21 se estimaba una producción de oleaginosas de más de un millón de toneladas en nuestro país. De hecho, a nivel Europeo, España se sitúa entre el cuarto y quinto puesto en el ranking de cultivo de girasol. 

Proyecto europeo

Esta investigación está financiada por el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la Unión Europea y forma parte de la iniciativa “Tecnologías Clave en la Transición Energética”. La tarea del CSIC dentro de este proyecto es demostrar que los residuos oleaginosos pueden usarse para fabricar combustibles sostenibles.

Además, deben estudiar si este tipo de proceso es viable en un entorno industrial, para poder llegar a implantar el sistema en una biorrefinería de residuos agrícolas. 

Con este estudio se pretende “aportar soluciones para el establecimiento de una economía verde y demostrar estrategias de conversión de energía renovable en España”, según el documento publicado por el Ministerio de Ciencia e Innovación.

500.000 euros en materiales

El coste de construir esta planta piloto será de 500.000 euros. La compra del material se convocó como licitación urgente debido a la “necesidad de impulsar la recuperación económica y el bienestar social tras la crisis ocasionada por la COVID-19”.

La investigación que se va a llevar a cabo responde a uno de los puntos clave del plan de transición energética, que es conseguir combustibles verdes a través de residuos agrícolas. 

Según refleja el documento publicado por le Ministerio, ya existe un equipo de personal “altamente cualificado” seleccionado para llevar a cabo el proyecto. 

Todos los materiales necesarios para realizar estas pruebas serán de acero inoxidable y deben estar preparados para soportar alta resistencia química y temperaturas superiores a los 60ºC

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?