El Chivato

La frustración con el esquí de la mujer de Pedro Sánchez acabó en consuelo

Begoña Gómez y Pedro Sánchez.
photo_cameraBegoña Gómez y Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez no ha podido finalmente poner rumbo este fin de año al Pirineo aragonés para descansar en Benasque (Huesca).

Se trata de un destino al que ha tomado especial cariño. En los últimos años, se ha trasladado a la estación de Cerler para practicar el esquí durante las vacaciones de Navidad y Semana Santa.

Sánchez es buen conocedor de la zona por sus tiempos de estudiante y de escapadas escolares a la nieve. Sin embargo, este año, su condición de presidente del Gobierno, le ha obligado a cambiar de planes por motivos de seguridad.

Pero es su mujer, Begoña Gómez, quien es más aficionada al deporte blanco. Por ello, según ha podido escuchar El Chivato en ámbitos de La Moncloa, la decisión de cancelar la estancia en el Pirineo aragonés había “entristecido” enormemente a la esposa del jefe del Ejecutivo.

Como en años anteriores, Begoña Gómez lo había planificado todo. Se alojarían para pasar la Nochevieja junto a sus hijas en el Hotel HG de Benasque, a pie de pista de la estación de Cerler, donde las vistas desde el establecimiento son espectaculares.

A última hora, Moncloa se decantó por la residencia oficial de La Mareta en Lanzarote para el descanso de Pedro Sánchez y su familia. Una estancia que tampoco ha estado exenta de polémica por el gasto que ha supuesto la puesta a punto de las instalaciones.

Sin embargo, El Chivato ha podido escuchar que la mujer de Pedro Sánchez ha encontrado finalmente consuelo a su Navidad alejada de la nieve.

Ha comentado a sus íntimos que los espesores en el Pirineo aragonés tampoco eran los más óptimos en esos días para la práctica del esquí... Quizás el viaje habría sido en vano. Además, no renuncia a una escapada discreta en las próximas semanas o, a lo más tardar, durante las vacaciones de Semana Santa.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?