El enemigo invisible tiene nombre: censo de amianto

GDA, la plataforma especializada en la gestión del amianto

Censo de amianto.
Censo de amianto.

La prohibición del amianto en España entró en vigor hace algunos años, con la finalidad de adaptarse a la normativa europea para limitar la comercialización de sustancias peligrosas. Lo más normal es que un gran número de edificios estén construidos con estos materiales, que se encuentran ubicados en los bajantes, depósitos y tejados. Por dicho motivo, es de vital importancia saber en qué consiste el censo de amianto GDA

Según la legislación, los ayuntamientos están obligados por ley a realizar un censo de amianto. En la disposición decimocuarta de la Ley 7/2022, de 8 de abril, de residuos y suelos contaminados para una economía circular, se indica la obligatoriedad de identificar los edificios de titularidad municipal, que contienen este componente. El objetivo es establecer un calendario para retirar este mineral que tiene efectos cancerígenos en la salud de los ciudadanos.

¿En qué consiste el censo de amianto?

La fecha tope se acerca, puesto que antes del mes de abril del presente año, los ayuntamientos tienen que haber realizado este censo, en el que se reflejan los edificios o instalaciones con amianto. Asimismo, será necesario presentar un plan de actuación y las fechas en las que se tiene prevista su retirada.

No es ninguna novedad que los materiales con amianto suponen un perjuicio para la salud. Si bien es cierto que es una opción económica y con excelentes propiedades en la industria de la construcción, su inhalación puede suponer graves riesgos. Para evitar que esto ocurra, es necesario identificar los edificios que contienen este material tóxico.

En este censo se puede hacer una clasificación en tres categorías: preliminar, básica y detallada. El objetivo es poder planificar las prioridades según el grado de peligrosidad. Además, hay que valorar la antigüedad de los edificios, su uso y si hay una población más vulnerable.

Uno de los mayores problemas es que no existe una tecnología única para detectar la cantidad de amianto existente en una ciudad. Para cumplir con la legislación, es necesario hacer una inspección manual con un técnico formado en seguridad e higiene, así como emplear un sistema que sirva para realizar una criba de los edificios con este mineral. En cualquiera de los casos, un laboratorio homologado tendrá que analizar las muestras extraídas.

Las categorías del censo de amianto

Tal como hemos indicado, se ha definido una clasificación para identificar las prioridades en esta materia. A continuación, explicamos en qué consiste cada una y cómo incluir los edificios con amianto en cada una de estas.

  • Censo preliminar: este es el primer nivel y consiste en elaborar un inventario de los edificios con probabilidad elevada de contener amianto. Se utiliza el sistema GIS en el que aparecen todos las edificaciones del municipio y el cálculo se basa en los años de construcción. También, se tendrá en cuenta si existe un histórico sobre estas retiradas.
  • Censo básico: en esta segunda categoría, además de aplicar el GIS y aportar el calendario de retirada, también se incluye una inspección visual con drones para detectar fácilmente el amianto.
  • Censo detallado: por último, tenemos este nivel de precisión, que aporta una inspección según la norma UNE 171.370-2 de localización y diagnóstico de amianto, para su identificación en las diferentes instalaciones.

En este aspecto, cabe decir que el amianto no se repara, sino que tiene que ser retirado y sustituido. La vida útil de este material es muy larga, se estima en más de 20 años, por este motivo, en estado de descomposición es muy dañino para la salud. 

Además del uso de drones, también hay otras metodologías, como el sistema QRpara identificar las características de un edificio a través de un código. O se puede emplear el sistema de identificación de fibras en tiempo real, aunque esta metodología es eficaz, no está aprobada en la legislación española.

 

GDA, la plataforma especializada en la gestión del amianto

Esta plataforma se especializa en el asesoramiento y retirada de amianto en todo el país, sin duda alguna, es todo un referente en este sector. Además, hay un protocolo que se corresponde con unas normas de seguridad e higiene. No solo hay multas por realizar esta actuación sin permiso, sino que el asbesto tiene que estar en vertederos homologados con su correspondiente embalaje y encapsulamiento para evitar posibles escapes.

Narciso Jiménez, director de marketing de la plataforma del amianto comenta que a día de hoy, las entidades públicas no poseen datos que reflejan cuánto amianto tienen en los edificios de su municipio, y si no se sabe dónde está el problema, este no puede erradicarse. El censo del amianto es solo el primer paso. Lo positivo, es que la gente en España cada vez más se está concienciando de los peligros del amianto, y cada vez más solicitan información sobre cómo retirarlo.

Para concluir, el censo de amianto es de gran importancia, por lo que las instituciones públicas son las principales responsables de identificar los edificios con este material, con la finalidad de reducir los riesgos para la salud de los ciudadanos.

Video del día

Florentino Pérez, almuerza con Macron en el Elíseo.
Macron habría pedido que permita a Kylian Mbappé
estar en los Juegos Olímpicos
Comentarios