Motor

Cuesta 76.680 euros

Audi A7 Sportback 45 TDI Quattro: deportividad en plan señor

Una estilizada a la par que elegante carrocería de casi 5 m de longitud que transmite una fuerte imagen de deportividad define a la perfección al Audi A7 Sportback

La versión 45 TDI Quattro va propulsada por un motor V6 diésel de 3 litros de cilindrada que proporciona 231 CV, y va ligada a la tracción integral Quattro y al cambio automático Tiptronic de 8 velocidades.               

El actual mercado automovilístico ofrece productos concretos, muy específicos, dirigidos a ese cliente exigente que quiere salirse de la tradicional segmentación y pone su punto de mira en realizaciones más exclusivas. Está cobrando cada vez más auge en el segmento de lujo, el concepto coupé de cuatro puertas o berlina tipo coupé.

Un feudo en el que sus miembros comparten una serie de señas de identidad, entre las que destacan, una carrocería baja y estilizada con predominio de la chapa sobre la superficie acristalada y las ventanillas sin marco. Dentro de este selecto club conviven varios tipos de carrocería, desde la tradicional tipo berlina con tres volúmenes bien diferenciados, como puede ser el caso del Mercedes-Benz CLS, hasta la de dos volúmenes con cola truncada y portón trasero del Audi A7 Sportback.

La competencia del Audi A7  Sportback es bastante numerosa. Entre sus rivales figuran modelos como,  el Porsche Panamera, Mercedes-Benz CLS, Mercedes-AMG GT Coupé 4 puertas, BMW Serie 6 GT o BMW Serie 8 Gran Coupé. Aunque vehículos como el BMW 6 GT quizá desentonen un poco en esta categoría debido a su altura (1,54 m), 12 cm más que el Audi A7 Sportback.

Audi A7 Sportback

Con una longitud de 4,97 m, el Audi A7 Sportback va enfocado a aquellos usuarios que necesiten del empaque de una berlina de generoso tamaño, como puede ser su hermano, el Audi A6, pero que además demanden una imagen que proyecte deportividad, dinamismo. Va dirigido especialmente a ese cliente al que la típica berlina de representación le parece una opción demasiado seria y, en consecuencia, demanda un vehículo de proporciones y poder de representación similares pero con una apariencia más dinámica, más deportiva. Un vehículo en el que confluyen, conviven a la perfección los conceptos, berlina, coupé y Avant (familiar).

Audi A7 Sportback

Atractivo y práctico

Su perfil así como su baja altura (1,42 m) contribuyen a esa imagen cien por cien coupé que irradia dinamismo. Como berlina de gran tamaño cumple también a la perfección. El hecho de ir los asientos muy bajos, además de propiciar una postura de conducción de auténtico deportivo, contribuye a que los pasajeros de las plazas posteriores gocen de una buena cota de altura a pesar de la acusada caída del techo. En consecuencia la cabeza no rozará con el techo, siempre y cuando su estatura  no supere los 1,85 m. El habitáculo está configurado para cuatro pasajeros, es decir, los dos asientos traseros son individuales, sin embargo puede pedirse en opción un asiento trasero convencional para tres ocupantes.

Lógicamente el que ocupe la plaza central no viajará con la misma comodidad que los de los asientos laterales. Por último, su amplio portón trasero le confiere la característica versatilidad de un familiar, dando acceso a un maletero de 535 l.

El atractivo diseño de este Audi A7 Sportback 45 TDI recoge todas las señas de identidad estilísticas que actualmente imperan en la marca de los cuatro aros. En el impresionante frontal destaca la personal parrilla hexagonal flanqueada por unos sofisticados faros led, que pueden ser los básicos (de serie), Matrix Led o Matrix Led con tecnología láser.

Audi A7 Sportback

El corte de la parte trasera sigue estando inspirado en la popa de una embarcación, aunque ahora es menos evidente gracias al formato del paragolpes y de las ópticas. Unas vistosas ópticas compuestas por 13 segmentos cada una y unidas mediante una franja de luz. Perfectamente camuflado en el portón trasero va un spoiler que se despliega automáticamente a partir de 120 km/h, aunque también se puede operar mediante un botón a voluntad del conductor.

Paquete S line

Nuestra unidad de pruebas equipaba el paquete S line, que le confiere un aspecto aún más deportivo. A nivel de carrocería incorpora, entre otros elementos, paragolpes específicos, entradas de aire en negro con diseño en panal de abeja, taloneras, difusor en negro con embellecedor cromado, llantas de 20 pulgadas y emblema en guardabarros delanteros. Pero asimismo montaba en opción unas espectaculares llantas de 21 pulgadas de 5 brazos en V calzadas con neumáticos 255/35.

En el interior destacan  elementos como, el volante deportivo con levas para el cambio de marchas, asientos deportivos delanteros, tapicería en Alcantara/cuero, reposapiés y pedales en acero inoxidable, etc. Todos estos opcionales incrementan el precio de partida del Audi A7 Sportback 45 TDI, que es de 76.680 euros.

Aunque el equipamiento opcional propone las últimas tecnologías en materia de confort y ayuda a la conducción, el Audi Drive Select forma parte de la dotación de serie. Dicho dispositivo permite configurar el vehículo a nuestro gusto en función de las necesidades del momento o del tipo de vía por la que se circule. Sus  programas Comfort, Auto, Dynamic e Individual actúan sobre la respuesta del motor, cambio, servodirección y suspensión. El programa individual permite regular individualmente estos elementos de tal forma que, por ejemplo,  podemos escoger para la dirección el tarado más duro (dynamic) y para la suspensión el más confortable (comfort).

Audi A7 Sportback

Sofisticadas asistencias a la conducción

Audi ofrece en el A7 Sportback hasta 39 sistemas de asistencia a la conducción divididos en tres paquetes: Aparcamiento, City con el nuevo asistente de cruces y Tour. El controlador central de asistencia al conductor vigila el entorno constantemente. Se basa en un conjunto de sensores (hasta 24 en total) que, en la versión más completa, incluye un radar de larga distancia frontal, cuatro radares de media distancia en las cuatro esquinas del coche, un escáner láser, una cámara infrarroja delantera, una cámara frontal en la parte superior del parabrisas, cuatro cámaras de visión 360 grados situadas delante, detrás, así como en los retrovisores exteriores y doce sensores de ultrasonidos distribuidos entre el frontal, parte trasera y laterales.

Audi A7 Sportback

Entre estas tecnologías de asistencia figuran: el asistente de cruces, el asistente predictivo de eficiencia y el asistente de conducción adaptativo. El asistente de conducción adaptativo (ACA) forma parte del control de crucero adaptativo, mejorando sus prestaciones mediante el sistema de mantenimiento de carril a cualquier velocidad, y el asistente de atascos (Traffic Jam Assist). Por lo que respecta al asistente predictivo de eficiencia acelera y frena el coche gracias a las informaciones recibidas de ciertos sensores, de los datos de navegación  así como de las señales de tráfico. Por último, el asistente de cruces (Crossing Assist) es capaz de detectar tráfico cruzado por delante del coche, advirtiendo al conductor e, incluso, puede aplicar frenos. El Audi parking pilot y el Audi garage pilot dirigen automáticamente el coche en un garaje o plaza de aparcamiento, tanto para entrar como para salir, mediante el empleo de un smartphone.

Salpicadero digitalizado, hasta tres pantallas

El interior es exquisito, el salpicadero puede incluir hasta tres pantallas. De serie, el A7 Sportback 45 TDI incorpora un cuadro de instrumentos convencional, pero puede acoger opcionalmente el llamado Audi virtual cockpit. Se trata de un cuadro de instrumentos digital, totalmente configurable, compuesto por una gran pantalla TFT de 12,3 pulgadas. 

En la parte central del  salpicadero y consola central acaparan la atención otras dos pantallas de generoso tamaño. La de la parte superior es la del sistema multimedia y tiene 8,8 pulgadas, si bien puede sustituirse por la opcional de 10,1 pulgadas que integra el MMI Navigation Plus, el sistema multimedia más sofisticado. El Audi virtual cockpit va asociado a esta pantalla de 10,1 pulgadas con navegación mediante Google Earth, en el que los mapas muestran modelos detallados en 3D de las principales ciudades. Tienen un coste de 2.140 euros. Con respecto a la pantalla inferior (8,6 pulgadas) sirve para controlar el climatizador y otras funciones adicionales de confort (por ejemplo, calefacción y ventilación de asientos). Asimismo sirve de superficie táctil para escribir las direcciones que se introducen en el navegador.

Audi A7 Sportback

Ambas pantallas son táctiles, pero también ofrecen una respuesta acústica mediante un clic. Están orientadas hacia el conductor, sustituyendo al tradicional mando giratorio y a los botones. Su uso es muy intuitivo gracias a una estructura de los distintos menús muy clara. Además, al ofrecer un tacto parecido al de pulsar un botón convencional funcionan muy bien, con mucha precisión, por lo que no se acciona ningún dispositivo de forma accidental. A este respecto está mucho mejor resuelto que en un Volvo S90. Estas dos pantallas se integran a la perfección en un salpicadero de refinado diseño, especialmente vistoso. Por encima de la pantalla multimedia, a la altura del cuadro de instrumentos, una franja con los conductos de aireación recorre todo el salpicadero de extremo a extremo.

Audi A7 Sportback

Motor diésel V6 con tracción Quattro y cambio Tiptronic

El Audi A7 Sportback 45 TDI va propulsado por un motor V6 diésel de 3 litros de cilindrada que proporciona 231 CV. Una sofisticada a la par que eficiente mecánica que proporciona un gran agrado de uso tanto por su funcionamiento como por la respuesta que ofrece. Las prestaciones se cifran en 250 km/h de velocidad máxima y en unos contenidos 6,5 s para pasar de 0 a 100 km/h. Pero para contenidos, los consumos. Un diésel respetuoso con el medio ambiente sigue siendo la mejor opción de cara a los viajes largos. Declara un consumo combinado en el nuevo ciclo WLTP de 7 l/100 km. En trayectos de autovía, circulando a una media de 120 km/h y pisando el acelerador con cierta alegría cuando hace falta, sin restricciones, se conforma con 7,1 l/100 km. Este motor diésel ofrece una buena respuesta a las solicitaciones del acelerador y va ligado exclusivamente a un sistema de tracción integral permanente Quattro así como a un cambio automático de convertidor Tiptronic con 8 velocidades.

Audi A7 Sportback

El sistema Quattro es sumamente sofisticado a la par que eficaz. Un diferencial central de reparto se encarga de distribuir la fuerza motriz en una proporción del 40% para el eje delantero y del 60% para el trasero. Este reparto prefijado variará en función de la adherencia, además de las condiciones dinámicas, pudiendo llegar hasta un 70% para el tren delantero y un máximo del 85% para el posterior. Opcionalmente el eje trasero puede montar un diferencial deportivo para asegurar una perfecta motricidad entre ambas ruedas. La caja de cambios automática Tiptronic de 8 velocidades funciona de maravilla, ofrece una rápida respuesta con total suavidad, sin tirones. De tipo convertidor, y a diferencia de algunas de doble embrague, brinda una gran progresividad en las maniobras a baja velocidad.

Audi A7 Sportback

Hibridación suave de 48 V

Este Audi A7 Sportback 45 TDI incorpora un sistema eléctrico de 48 V para dar servicio a un sistema de hibridación suave (Mild Hybrid). Dicho sistema está compuesto por un alternador BAS conectado al cigüeñal, es decir, un alternador reversible que también oficia de motor de arranque conectado a una red independiente de 48 V que incluye su propia batería de iones de litio. Es un sistema de los conocidos como de hibridación suave o micro hibridación. En fase de deceleración, oficiando de generador, puede recuperar hasta 12 kW de potencia para ser almacenados en la mencionada batería de iones de litio de 10 Ah. Cuando el conductor levanta el pie del acelerador, circulando entre 55 y 160 km/h, el vehículo es capaz de circular con el motor de combustión apagado durante 40 s como máximo. Tan pronto vuelve a pisar el acelerador, el alternador BAS arranca de nuevo el motor de forma rápida e imperceptible. Audi estima que esta tecnología de hibridación suave en condiciones de uso reales reduce el consumo de combustible hasta en 0,7 l/100 km.

Audi A7 Sportback

Dinámicamente, poco se puede reprochar al A7 Sportback 45 TDI. Ofrece un buen aislamiento acústico que se combina con una sobresaliente calidad de rodadura con independencia de los tipos de suspensión que incorpore, la estándar, la deportiva (rebajada 10 mm), la suspensión con control de amortiguación o la suspensión neumática adaptativa con control de la amortiguación. El paquete S line adopta la suspensión deportiva que, a pesar de un tarado más duro que la estándar, sigue brindando un alto confort de marcha. Los más exigentes o sibaritas pueden añadir el sistema de dirección a las cuatro ruedas. A baja velocidad (hasta 60 km/h) las ruedas traseras giran hasta 5º en sentido opuesto al de las delanteras con el objeto de reducir el diámetro de giro hasta 1,1 m. Por el contrario, a velocidades medias y elevadas las ruedas traseras giran en el mismo sentido que las delanteras (hasta un máximo de 2º) para mejorar la estabilidad.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?