GPS integrado en el salpicadero del coche.
photo_cameraGPS integrado en el salpicadero del coche.

Motor

Cómo corregir los fallos más frecuentes de tu GPS

El gps del coche es una de las herramientas más útiles al volante según datos realizados por diferentes empresas automovilísticas durante los últimos años. Sin embargo, no son siempre infalibles. Disminuir su velocidad de señal o dejar de identificar radares o gasolineras son algunos de sus fallos más frecuentes. Te enseñamos cuáles son las soluciones a cada uno de estos problemas.



Aunque la evolución de los smartphones ha desbancado en gran parte la utilización de estos dispositivos, aún alcanzan éxitos de venta cuando se acercan periodos de vacaciones.

Hoy en día, la mayor parte de los conductores dispone de al menos una aplicación dedicada a facilitar la conducción instalada en cualquiera de sus dispositivos móviles, sin embargo, aún muchos de ellos confían en los gps tradicionales. Sobre todo, si se trata de trayectos de larga distancia, según explican fuentes del sector a La Buena Vida.

Mantenerlos actualizados y en las mismas condiciones que el primer día es el deseo de todos los usuarios, ya que supone la principal diferencia respecto a las aplicaciones de los móviles.

Una de las principales claves para mantenerlos como el día que lo compramos es conectarlo al servidor oficial de la marca y actualizar su cartografía. Sin embargo, la obsolescencia de los mapas no es la única causa de deterioro de este tipo de dispositivos.

Existen otros que pueden causar problemas al volante y que conviene solucionar para evita problemas mayores.

Estos son los consejos para corregir los fallos más frecuentes que puede sufrir tu navegador digital.

-- Su señal es débil. En algunos casos y no siempre como consecuencia de su uso, algunos dispositivos funcionan con mayor lentitud en unos vehículos que en otros. EL problema suele residir en que algunos coches tienen los parabrisas más gruesos que otros. Si este este tu caso, la solución es simple: instala en una de las ventanillas laterales una antena externa adicional.

-- No localiza bien los radares. Si tu GPS no encuentra e identifica correctamente el límite de velocidad de algunas vías, o no te informa de todos los radares fijos, debes actualizar la base de datos del dispositivo. Su principal inconveniente es que es necesario conectarlo a internet, pero la ventaja es que en la mayoría de los casos es gratuito.

-- Sin gasolineras. Si no te muestra dónde están las estaciones de servicio durante los trayectos, puedes añadirle una base de datos con la situación y precios de todas. Este servicio está disponible en la página web del Ministerio de Industria y es gratuita.

-- Funciona más lento. Si tu GPS tarda más de un minuto en arrancar o en localizar los satélites con los que funciona el problema es de la batería interna. Aunque al principio cuentan con la autonomía suficiente para aguantar largos trayectos, lo cierto es que poco a poco se va deteriorando. La solución en estos casos es enchufarlo al coche.

-- Vibra más de lo normal. Con el uso y el paso del tiempo, la agarradera del soporte del GPS presenta holguras. Esto provoca que se mueva y vibre más de lo normal. Solución: sustituir el adaptador comprándolo en tiendas especializadas en GPS o de telefonía.


Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?