Cambiar las ruedas de la moto
photo_cameraCambiar las ruedas de la moto

Motor

¿Cuándo debes cambiar las ruedas de tu moto?

Cinco razones para cambiar tus neumáticos

Las llantas desgastadas pueden dañar el rendimiento de tu moto e incluso ponerte en riesgo a ti o a tus más allegados. Se aconseja hacer un control cada 7 días para revisar lo siguiente:

El estado de los neumáticos.

La profundidad de las pisadas.

Cualquier daño debido a impactos o cualquier signo de desgaste inusual.

También se aconseja comprobar la presión de los neumáticos dos veces al mes.

En caso de duda, ¡pide siempre el consejo de un experto!

Cinco razones para cambiar tus neumáticos

El neumático tiene un pinchazo

Los neumáticos para moto a pesar de ser sólidos y estar diseñados para resistir grandes impactos, se pueden pinchar. Si se pincha un neumático, debe ser reemplazado por un profesional.

Se ha alcanzado el límite legal de desgaste de la banda de rodamiento

El símbolo de la marca del neumático que hayas adquirido en la parte superior significa que tienen un indicador de desgaste de la banda de rodamiento. Similar a los pequeños baches, estos se encuentran en el fondo de los surcos principales.

Cuando la goma se ha desgastado hasta este nivel, el neumático ha alcanzado su límite de desgaste legal de 0,8 mm. Muchas empresas de neumáticos aconsejan encarecidamente cambiar estos antes de llegar a este punto. Pasado este punto, no hay garantía de que tus neumáticos te mantengan seguro o te proporcionen agarre y rendimiento; especialmente en superficies mojadas.

Los neumáticos muestran signos de envejecimiento

Es difícil predecir la vida útil de un neumático porque no guarda relación con su fecha de fabricación. Los neumáticos que nunca se han usado, o que sólo se han usado con poca frecuencia, pueden seguir mostrando signos de envejecimiento.

Existen muchos factores pueden afectar a su vida útil:

Las condiciones meteorológicas.

Las condiciones de almacenamiento y uso.

La carga.

La velocidad.

La presión de los neumáticos.

El mantenimiento.

El estilo de conducción.

Se recomienda a todos los conductores que pasen regularmente un tiempo inspeccionando sus neumáticos para detectar cualquier signo externo de envejecimiento o desgaste, como deformaciones o grietas en la banda de rodamiento, en los hombros o en los laterales.

También debes hacer que un profesional revise tus neumáticos para evaluar si deben ser reemplazados o no.

Después de 5 años o más de uso, los neumáticos deben ser examinados cada año por un mecánico profesional. Si los neumáticos necesitan ser cambiados, sigue las recomendaciones del fabricante con respecto a la sustitución de los componentes originales. Como precaución, todos los neumáticos que no hayan sido reemplazados después de diez años deben ser cambiados, incluso si parecen estar en un buen estado general y no han alcanzado su límite de desgaste.

El neumático está dañado

El pavimento, los agujeros o los objetos contundentes pueden dañar seriamente los neumáticos. Todos los desgarros, cortes o deformaciones deben ser examinados cuidadosamente por un mecánico profesional. Si el neumático tiene un pinchazo, debe ser reemplazado.

El neumático muestra un patrón inusual de desgaste

El desgaste inusual de las bandas de rodadura de los neumáticos, localizado en ciertos lugares, en el centro o en los hombros es, a menudo, un signo de un problema mecánico (amortiguadores desgastados, transmisión, fijaciones, etc.) o un problema de equilibrio. También puede ocurrir como resultado de una presión incorrecta de los neumáticos.

Para evitar un desgaste inusual, comprueba el equilibrio de las ruedas cada seis meses. Esto prolongará la vida de los neumáticos y asegurará una conducción más cómoda.

¿Cuándo se daña un neumático sin posibilidad de reparación?

Pinchazos en los laterales del neumático.

La goma de la banda de rodamiento se despega o se deforma.

Daños por aceites o sustancias corrosivas.

Arañazos en las caras interiores como resultado de conducir con insuficiente presión en los neumáticos.

Recuerda seguir al pie de la letra las recomendaciones para mantener en perfecto estado tus neumáticos, ya que de no ser así podrías provocar un mal mayor.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?