El Fiat 124 Spider Lusso brinda un comportamiento deportivo aderezado con gratificantes sensaciones.
photo_cameraEl Fiat 124 Spider Lusso brinda un comportamiento deportivo aderezado con gratificantes sensaciones.

Motor

Fiat 124 Spider Lusso: la esencia del roadster

Se trata de un pequeño descapotable biplaza a cuyo volante se experimentan grandes sensaciones sin necesidad de ir muy deprisa

El Fiat 124 Spider retoma la tradición de su ancestro, el Fiat 124 Sport Spider de 1966.

Monta un motor de gasolina de 1,4 litros (140 CV), y la versión más equipada (Lusso) tiene un precio de 29.070 euros.

Todavía quedan coches a cuyo volante se puede disfrutar plenamente de la conducción. Son vehículos que no anulan al conductor a base de gran cantidad de ayudas, que no le restan el protagonismo necesario, y por otro lado tampoco  le demandan habilidades especiales gracias a unas comedidas cifras de potencia y a una perfecta puesta a punto del chasis que garantiza un noble  a la par que previsible comportamiento.

Uno de los automóviles concebidos bajo estas premisas es el Fiat 124 Spider, además de reunir otros requisitos enfocados a un empleo lúdico. A su condición de descapotable biplaza une deportividad.

Con una contenida longitud de tan solo 4 m, lo mismo que un utilitario del segmento B (como, por ejemplo, un Seat Ibiza), el Fiat 124 Spider retoma una legendaria tradición de la marca italiana, rescata del baúl de los recuerdos la idea de spider o descapotable de dos plazas perfectamente plasmada en el Fiat 124 Sport Spider de 1966.

Siguiendo su estela, recoge con total fidelidad sus postulados. Un pequeño deportivo descapotable con motor delantero y tracción trasera capaz de transmitir unas sensaciones de conducción únicas. Toda una declaración de intenciones que además incluyó otras no menos importantes premisas, como ligereza y un precio asequible.

2-

Retrato de familia. El camino del nuevo 124 Spider se junta con el de su ancestro, el 124 Sport Spider de 1966.

El Fiat 124 Spider comparte estructura con el Mazda MX-5, lo que hace que guarden ciertos paralelismos. Pero su diseño, su motor y la puesta a punto de su chasis son obra de la marca italiana, lo que determina sustanciales diferencias con el modelo japonés.

Mientras el Fiat 124 Spider recurre a un motor turboalimentado que ofrece un contundente empuje desde abajo, el Mazda MX-5 utiliza un propulsor atmosférico que da lo mejor de si mismo a elevadas revoluciones.

Por otro lado, la suspensión del italiano es algo más blanda, más cómoda para el día a día. Y en lo que a diseño se refiere, las vanguardistas formas del japonés contrastan con las líneas clásicas del Fiat, quizá más en sintonía con los amantes de los clásicos.

3-

El atractivo diseño del Fiat 124 Spider a buen seguro sintonizará muy bien con el gusto de los amantes de los deportivos clásicos.

Apto para un uso diario

La capota de lona es de accionamiento manual, su funcionamiento es muy sencillo y la estanqueidad muy buena. Para retirar la capota basta con tirar de la palanca situada en la parte superior del marco del parabrisas y  empujarla hasta su posición de total plegado, operación que se puede realizar fácilmente, con una sola mano.

Llegado el momento de desplegarla  hay que accionar un mando de desbloqueo situado entre los respaldos de los asientos, y a continuación tirar de ella mediante unos asideros diseñados a tal efecto hasta que haga tope con el marco del parabrisas. La operación concluye con la fijación de la capota al marco por medio de la palanca  utilizada  anteriormente para su plegado. 

Con el vehículo descapotado se puede circular hasta unos 90 km/h sin excesivas turbulencias, disfrutando plenamente de la conducción al aire libre.

4-

Con la capota puesta el vehículo conserva todo su atractivo. Está confeccionada en lona y tanto la operación de plegado como de desplegado resultan sumamente sencillas.

A pesar del planteamiento lúdico del 124 Spider, no origina problemas para un uso diario. En ciudad hace valer sus recortadas dimensiones exteriores, y en largos desplazamientos la suspensión ofrece un buen confort de marcha aunque el aislamiento acústico de la capota sea solamente discreto.

Con respecto al acceso y salida del coche se realiza con relativa facilidad, teniendo en cuenta que  al ir muy bajo el asiento obliga a contorsionarse. El habitáculo cuanta con el espacio suficiente para que puedan instalarse con comodidad dos pasajeros, mientras el maletero ofrece un aprovechable volumen para los equipajes de 140 l.

Para compensar la ausencia de guantera convencional hay distribuidos por  el habitáculo algunos huecos donde depositar objetos. Existe un compartimento con llave situado entre los dos asientos que va tapizado, al que se suman sendos huecos detrás de cada uno de los asientos, si bien hay que abatir los respaldos para acceder a ellos. A estos espacios se añaden, el cajón con tapa de la consola central y otro situado delante de la palanca de cambios.

5-

El habitáculo está muy bien rematado, mientras el diseño del salpicadero rezuma deportividad.

Motor delantero con tracción trasera

El habitáculo está muy bien resuelto en líneas generales. El puesto de conducción es bastante bueno, se ajusta al conductor con la fidelidad de un guante. Su configuración implica ir con las piernas muy estiradas, mientras el volante queda casi en vertical y la palanca de cambios muy a mano. Se trata de una postura muy racing a la par que cómoda.

Según el nivel de equipamiento hay disponibles dos versiones, la básica y la Lusso, de la misma manera que se ofrecen dos sistemas multimedia. El de serie consta de una pantalla monocromo de 3 pulgadas, pero en opción (1.000 euros) puede solicitarse con una pantalla de 7 pulgadas.

Cabe destacar que nuestra unidad de pruebas contaba con el acabado Lusso que, entre otros elementos, integra dos altavoces en el reposacabezas del asiento del conductor

6-

La tapicería de piel del acabado Lusso confiere al interior del vehículo un refinado aspecto. La pantalla opcional del sistema multimedia es de 7 pulgadas.

Con un precio de 29.070 euros, sin descontar descuentos ni promociones, el Fiat 124 Spider Lusso incluye en su equipamiento: la tapicería de piel, el arco del parabrisas así como los arcos de seguridad en gris satinado, el climatizador automático, las llantas de 17 pulgadas y las dos salidas de escape cromadas.

Un equipamiento que puede completarse con una serie de paquetes opcionales. El Pack Visibilidad (1.500 euros) está compuesto por faros de led, sensor de luces y sensor de lluvia, mientras que por 1.025 euros se puede adquirir el Pack Radio, que incluye pantalla táctil de 7 pulgadas.

Por último, por 800 euros, se puede montar el Pack Premium, que integra acceso y salida manos libres, navegador y cámara de visión trasera.

Descapotado o con la capota puesta, el Fiat 124 Spider es un coche concebido para los que disfrutan a tope con la conducción, a quienes regala placenteras sensaciones.  Ya de por si su esquema mecánico constituye toda una declaración de intenciones a este respecto.

Motor delantero con tracción trasera, suspensión independiente (de paralelogramo deformable delante y de tipo multibrazo detrás), contenidas dimensiones y reducido peso (1.125 kg). Unos ingredientes a los que se suman una dirección muy directa e informativa, unos frenos de fácil dosificación y un cambio manual de 6 velocidades que regala un magnífico tacto, con unos recorridos de palanca cortos y precisos.

7-

Una suspensión perfectamente puesta a punto concilia comportamiento deportivo con confort de marcha.

Fuertes sensaciones al volante

El motor de gasolina es de 4 cilindros en línea con 1,4 litros de cilindrada, y  proporciona una potencia de 140 CV. Lleva sobrealimentación por turbocompresor, por lo que hace gala de un gran empuje desde abajo como sugiere que a 2.250 rpm se alcance la cifra de par máximo (240 Nm).

Pero sin lugar a dudas la sofisticación de esta mecánica viene de la mano de su sistema de distribución variable MultiAir. Este sistema inédito, a diferencia de otros similares, es mucho más completo en tanto permite prescindir de la convencional válvula de mariposa de admisión accionada por el acelerador.

El sistema electrohidráulico MultiAir modifica el momento tanto de apertura como de cierre de las válvulas de admisión, además de su alzada, por lo que sustituye a la mariposa del acelerador con el objeto de mejorar el rendimiento del motor.

Llega el momento de pulsar el botón de arranque para ponerse en marcha o, lo que es lo mismo, pilotar a ras del suelo con unas sensaciones únicas. La diversión está asegurada, cuantas más curvas mejor.

Trazadas limpias, impecables. Sigue la trayectoria marcada por el conductor, y en caso de superarse el límite de adherencia, el tren trasero desliza suavemente y de forma progresiva. El ESP también aporta su granito de arena, no resulta nada intrusivo e incluso tolera algún pequeño sobreviraje en algunas circunstancias.

A este respecto,  los conductores más avezados sabrán sacar partido a su condición de tracción trasera, controlándolo a base de acelerador y jugando con el sobreviraje a la salida de las curvas.

8-

El motor turboalimentado de 1,4 litros (140 CV) permite una velocidad máxima de 215 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 7,5 s. La versión Lusso lleva las dos salidas de escape cromadas.

Con un comportamiento deportivo que encandila, el Fiat 124 Spider muestra asimismo una gran precisión y agilidad en los cambios de apoyo. Rodando a buen ritmo en  curvas cerradas con fuerte apoyo, el balanceo de la carrocería resulta evidente fruto de una suspensión que tira más a blanda que a dura.

Pero no supone ningún inconveniente al no afectar a la precisión que muestra el coche en la trazada, más bien todo lo contrario, pues esta suspensión le confiere un buen confort de marcha. En definitiva, para sus características, no deja de ser un vehículo especialmente cómodo.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes