Política

De cara a las elecciones generales del 26-J

Las bases de Podemos se movilizan para evitar una nueva mayoría del PP en el Senado

Están difundiendo una propuesta para que los votantes de izquierdas marquen a dos senadores de su partido y destinen el tercer voto a otro candidato progresista

Vista del hemiciclo del Senado.
photo_camera Vista del hemiciclo del Senado.

Las bases de la formación morada están difundiendo en la plataforma ‘Plaza Podemos’ una estrategia para impedir que el Partido Popular vuelva a lograr la mayoría absoluta en el Senado después de las elecciones generales del 26 de junio. Con su plan, los promotores apelan a los votantes izquierdas.

En las elecciones del pasado 20 de diciembre, el PP perdió la mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados, pero no en el Senado, donde obtuvo 124 de 208 senadores, que, sumados a los 23 designados por los parlamentos autonómicos, ascendieron a 147. Eso supuso el quinto triunfo consecutivo del partido de Mariano Rajoy en la Cámara Alta desde 1996.

La mayoría les permite vetar en el Senado los proyectos de ley aprobados en la Cámara Baja. Tras el bloqueo, las leyes volverían al Congreso, que podría levantar el veto y sacarlas adelante si lo decide la mayoría absoluta de los diputados. En caso contrario, las normas se volverían a votar dos meses después de la negativa y en ese momento sería suficiente la mayoría simple.

Así las cosas, según ha constatado El Confidencial Digital, se está moviendo en la plataforma ‘Plaza Podemos’ un plan para “hackear” el Senado –tal y como lo definen las bases del partido morado- “en caso de que no haya listas conjuntas”.  

Hay que recordar que la elección de senadores se hace mediante un sistema de listas abiertas. En cada provincia se elige a cuatro candidatos y en una misma papeleta figuran los nombres que proponen todos los partidos políticos, tres cada uno de ellos.

Los votantes pueden marcar, como máximo, hasta tres cruces repartidas como quieran: a un mismo partido o a varios. Los cuatro senadores que más votos sumen son los elegidos. Sin embargo, la experiencia demuestra que, al final, el reparto de escaños es mínimo: tres de una formación y el cuarto, de otra.

Tres propuestas para desplazar al PP

Por lo tanto, las bases de Podemos creen que “una forma de evitar una nueva mayoría absoluta del PP es que los votantes de otros partidos se pongan de acuerdo y, en vez de votar cada uno a los ‘suyos’, voten a una lista conjunta”.

Para llegar a eso, añaden, “no hace falta un acuerdo con la dirección del PSOE”, sino una suerte de pacto entre los votantes de a pie. Por lo tanto, según su plan, la votación se haría de la siguiente manera:

-- El electorado del PSOE vota a los dos primeros candidatos de ese partido y al primero de Podemos.

-- A su vez, el electorado de Podemos vota a los dos primeros candidatos de esa fuerza política y al primero del partido de Pedro Sánchez.

El vídeo del día

Arrimadas valora la armonización fiscal propuesta por ERC.

-- Y añaden una tercera opción: los votantes socialistas que tampoco quieren “que su partido se derechice, votan al primero del PSOE y a los dos primeros de Podemos”. Así, la formación morada “podría conseguir un segundo escaño y dejaría al PP con uno o ninguno”, sostienen.

Concentrar los esfuerzos de difusión

Con el objetivo de que su estrategia llegue al mayor número de personas posible –sobre todo al electorado socialista-, las bases de Podemos están tratando de difundirla “en aquellas circunscripciones donde el PP no ganó por una gran diferencia a Podemos-UP o al PSOE, como Madrid, Alicante, Cádiz, León, Huesca o Zaragoza”.

Además, concluyen con otra opción para lograr más adeptos: que los votantes de la formación morada y los del PSOE “den sus tres votos a los candidatos del partido con más opciones de quedar segundo allí donde se tema una victoria del Partido Popular”, concluyen.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?