Teletrabajo
photo_cameraTeletrabajo

Tendencias

La vida laboral en la nueva normalidad

Ventajas del teletrabajo en la vida laboral

Como sobradamente sabemos, el azote del COVID-19 en nuestro país va a suponer un cambio en nuestra vida a todos los niveles, hasta el punto de que nada será como lo conocemos: nos encaminamos hacia una “nueva normalidad”.

Uno de los aspectos que más va a cambiar es la vida laboral en relación con las nuevas tecnologías, y no solo por cómo solicitar la vida laboral, sino en cuanto al teletrabajo.

Ventajas del teletrabajo en la vida laboral

Pese a las reticencias de la mayoría de los sectores sociales y aun sin contar con la debida preparación en cuanto a recursos materiales y humanos, el teletrabajo se ha implantado con éxito en nuestra vida laboral y ha llegado para quedarse, con todas las ventajas que ello supone.

Conciliación de la vida laboral y familiar

El teletrabajo se ha alzado como la medida estrella a la hora de conciliar la vida laboral y familiar, al brindar la posibilidad de los trabajadores de poder trabajar desde casa y no tener que desplazarse al centro de trabajo y regirse por los horarios del mismo.

Así, la flexibilidad del teletrabajo hace posible compatibilizar el desarrollo de nuestra actividad profesional con nuestra vida en familia: de manera improvisada y por necesidad, todos hemos aprendido a organizarnos y desarrollar ambas facetas desde nuestro hogar, quedando demostrado que la presencia del trabajador en una oficina no es imprescindible en determinados sectores de actividad.

Deslocalización y aumento de la productividad

Otro beneficio del teletrabajo es que permite que la actividad productiva deje de concentrarse en los centros económicos y financieros de nuestro país, como las grandes capitales, y se traslade hacia otras ciudades y provincias, favoreciendo la deslocalización en favor de la denominada “España vaciada” y la redistribución de la riqueza por todo el territorio nacional.

Supone, además, un innegable aumento de la productividad, al tener que evitar desplazamientos y otras molestias a los trabajadores, convirtiendo la totalidad de la jornada laboral en tiempo efectivo de trabajo.

Por no hablar del descenso de la siniestralidad laboral que supone que los empleados puedan desarrollar su trabajo desde la comodidad de su hogar, quienes, incluso, pueden ver estimulada su creatividad y potenciado el desarrollo de ideas al sentirse en un entorno seguro y en el que se pueden evitar determinadas distracciones.

Prolongación de la vida laboral y mejora del sistema de pensiones

Según los expertos, otro beneficio del teletrabajo es que incentiva la prolongación de la vida laboral de los trabajadores; y es que el cambio de costumbres y la comodidad aparejados a la home office incentivarán que los empleados en activo retrasen su jubilación, aumentando las cotizaciones, lo que haría que el sistema de pensiones pudiera contar con una mejor dotación y avanzar hacia un modelo más sostenible y rentable para los futuros pensionistas.

La resiliencia es la capacidad de los seres humanos para adaptarse positivamente a las adversidades, y el mejor ejemplo de ello se verá reflejado en nuestra vida laboral conforme avancemos en la nueva normalidad.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?