Sábado 16/12/2017. Actualizado 11:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Rajoy no puede ser cesado

Antes de ir más allá, y como cuestión previa, aviso a quienes se planteen criticar la utilización del verbo "cesar", argumentando que es intransitivo y por tanto no cabe complemento directo (no se puede "cesar" nadie), les aviso de que tal era cierto hasta hace poco.

La Real Academia, con la que he discrepado en esta columna más de una vez, mantuvo siempre el verbo "cesar" como intransitivo, pero en las últimas ediciones de su Diccionario lo ha convertido en transitivo. Otra cesión más.

Dicho lo cual, me centro en el titular de esta columna: Rajoy no puede ser cesado.

No puede ser, concreto un poco más, como resultado de esa iniciativa de Ciudadanos de reformar la Ley del Gobierno de 1997 con el fin de que el presidente solamente ocupe el cargo durante ocho años como máximo.

Aparte de otras críticas a la iniciativa, por ejemplo que la limitación de mandatos es propio de sistemas presidencialistas (algo que no ocurre en España), y que hasta sería precisa una reforma de la Constitución, el argumento para sostener que no puede ser cesado es que dicho cambio legislativo, si finalmente se produjera, no le afectaría.

No le alcanzaría, de entrada, porque aprobar esa iniciativa (en el caso de que lo logren) llevará un tiempo tan considerable que para entonces Mariano Rajoy ya se habrá marchado por su propio pie.

Todo indica que el actual presidente del Gobierno repetirá como candidato del PP a las próximas elecciones generales y que, si vuelve a resultar elegido, abandonará el cargo a mitad de legislatura para propiciar un relevo generacional, tanto en la presidencia del partido como en el Ejecutivo.

Pero no le afectará sobre todo porque tal cambio legislativo (insisto, en el supuesto de que resulte aprobado, que a mí me parece que no lo será) no podrá, lógicamente, aplicarse de forma retroactiva.

Es decir, que, en su caso, a partir de la reforma a Mariano Rajoy se le abriría ese plazo de ocho años máximos en La Moncloa.

Y, para entonces, todos calvos.

A pesar de algunos titulares, creo que Rajoy está bastante tranquilo. En su estado natural, vamos.

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·