Jueves 14/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Casado habló abiertamente de esta opción

El PP descartó ilegalizar partidos catalanes tras revisar los estatutos fundacionales

La Constitución obliga a las formaciones a “respetar” la Carta Magna. Ni el PDeCAT, ni ERC ni la CUP incumplen ese principio pese a declararse nacionalistas o independentistas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

PDeCAT y ERC están a punto de sellar un acuerdo para renunciar a la vía unilateral para alcanzar la independencia de Cataluña. Un pacto que muchos vinculan al temor de ambas formaciones a ser ilegalizadas. El PP, no obstante, ha descartado esa posibilidad después de revisar los estatutos fundacionales de ambos partidos.

Puigdemont firma la convocatoria del referéndum junto a todos los cargos de la Generalitat. Puigdemont firma la convocatoria del referéndum junto a todos los cargos de la Generalitat.

“Yo tipifaría la ilegalización de los partidos que reclaman la independencia”. Esta frase, pronunciada hace un mes por Pablo Casado, encendió la luz de alarma en el PDeCAT, ERC y la CUP y provocó, además, un debate interno en el seno del PP.

En Génova, explican a El Confidiencial Digital altos cargos del partido, “nunca se tuvo muy claro” que la propuesta del vicesecretario de Comunicación se pudiera hacer y, finalmente, los miembros más técnicos del partido lo confirmaron.

Los estatutos fundacionales, claves

Así, las fuentes consultadas por este diario explican que Casado, al igual que Albiol y otros dirigentes que apostaron por la ilegalización de partidos independentistas, se apoyaron en el artículo 6 de la Constitución, que dice, textualmente, lo siguiente:

--“Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumento fundamental para la participación política. Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos”.

La tesis de estos dirigentes es que el PDeCAT, ERC y la CUP, al apostar de forma explícita por la independencia de Cataluña, estaban actuando en contra de la Constitución y, por tanto, podían ser ilegalizados. Esa conclusión, no obstante, era “errónea”, tal y como confirmaron a Génova juristas y expertos en derecho constitucional.

Estos analistas alertaron que el citado texto de la Carta Magna pretendía evitar la fundación de partidos que, en sus estatutos, se declararan abiertamente contrarios al orden constitucional. Una circunstancia que podría provocar su ilegalización pero que, en el caso de los partidos independentistas en Cataluña no se cumple.

Así, una vez revisados los estatutos fundacionales del PDeCAT, ERC y la CUP, en el PP comprobaron que, pese a tener como objetivo la “unidad territorial y la independencia de la nación catalana” -como en el caso de Esquerra-, ninguna especifica que, para lograrlo, se saltará la ley ni persigue “fines delictivos”, por lo que no pueden ser ilegalizadas.

Tanto en Moncloa como en Génova, por tanto, descartan hacer cualquier tipo de movimiento para pedir la ilegalización de los partidos intependentistas, “lleven lo que lleven en el programa electoral”. 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··