Vacaciones en verano
photo_cameraVacaciones en verano

Destinos

Irse de vacaciones en verano puede estar más a tu alcance de lo que creías

Los créditos online son una buena herramienta que puedes usar para disfrutar de las vacaciones

Si estás leyendo esto, es muy posible que pienses que no puedes permitirte unas vacaciones de ensueño porque tus ahorros no te lo permiten todavía. Sin embargo, aunque te parezca mentira, no es para nada imposible si sigues esta pequeña guía, con trucos que te ayudarán a darte más de un merecido capricho.

En primer lugar, si no dispones de muchos ahorros, siempre puedes recurrir a los préstamos personales. Esta opción permite conseguir cierta suma de dinero de forma rápida y cómoda, controlando en todo momento el plazo de devolución y las cuotas, para que puedas asegurarte de que podrás abonarlas.

Si tienes ingresos fijos, y planificas con cabeza tus posibilidades, te puedes permitir perfectamente obtener 3000 euros al instante a través de créditos online. Estos son una buena herramienta que puedes usar para disfrutar de las vacaciones que realmente te mereces, cuando dispones de los días libres necesarios.

Una vez tengas claro tu presupuesto, puedes empezar a barajar destinos, alojamientos, actividades, y en definitiva, cualquier cosa que quieras hacer durante tus vacaciones.

Si la playa no te hace especial ilusión, puedes aprovechar para buscar ofertas en destinos de interior, ya que precisamente en verano, bajan mucho sus precios para poder competir con la alta demanda de los destinos de costa.

Sin embargo, no todo el mundo está dispuesto a renunciar al sol, el mar y la arena de nuestras playas. Por suerte, al vivir en España, ir a la playa no tiene porque ser especialmente caro.

Existen aplicaciones que permiten compartir coche, por lo tanto, y teniendo en cuenta que por estas fechas muchas personas van a dirigirse exactamente al mismo punto que tú, no te será difícil encontrar una plaza libre a buen precio, o gente que se apunte a ir contigo, si eres tú quien pone el coche.

Es una opción muy económica y además, te permitirá conocer gente nueva con la que tal vez te apetezca volver a quedar una vez lleguéis a vuestro destino común.

La cuestión del alojamiento es tal vez la más conflictiva y cara. A no ser que tengas algún familiar o conocido en el destino que hayas escogido, tan generoso como para dejar que te quedes unos días; seguramente vas a tener que recurrir a un hotel, una pensión o a alquilar a un particular.

Si finalmente te has decidido por un destino menos concurrido en esta época, es muy fácil que encuentres algo asequible. Si por el contrario, has decidido ir a la playa, como ya imaginarás, el alojamiento por estas fechas es bastante caro.

Nuestro consejo es que sacrifiques la cercanía. No necesitas estar a pocos minutos de la playa, recuerda que estás de vacaciones y tienes tiempo de sobra para llegar tranquilamente hasta ella.

Otro punto importante es la comida. Si has optado por un apartamento, la mejor opción es que la prepares tu mismo. No solo te saldrá más barato, seguramente comerás mejor y mucho más sano. Si decides tomar algo fuera, huye de los locales más turísticos y busca los más frecuentados por gente de la zona, la relación calidad-precio será mejor en esos lugares.

En cuanto al ocio, hay algo que enriquecerá tu experiencia y te permitirá ahorrar a la vez, y es el estar abierto a planes alternativos. Evidentemente, los planes con más demanda serán también los más caros, sin embargo, también pueden ser los menos interesantes.

Si tienes muchas ganas de hacer determinada actividad que solo puede hacerse allí, entonces no debes quedarte con las ganas. Pero puede que muchas veces hagamos algunas cosas porque todo el mundo las hace y no porque nos apetezca realmente. Buscar opciones de ocio alternativas te permitirá conocer aspectos del lugar de los que otros visitantes no habrán oído hablar.

Algunas de estas opciones son gratuitas o muy baratas y vale la pena informarse al respecto en las oficinas turísticas que muchas ciudades ponen a disposición de los visitantes. También puedes reservar algunas actividades aprovechando ofertas o con meses de adelanto para que te salga más barato.

Finalmente, recuerda que en caso de apuro, o simplemente porque hayas decidido ampliar la experiencia vacacional, siempre existe la opción de pedir un préstamo online y pagarlo más adelante. Después de todo, tenemos vacaciones muy pocas veces al año, y cuando contamos con ellas debemos exprimir todo lo posible nuestros días libres antes de volver al trabajo.

Solo hay que asegurarse de que el dinero que gastemos esté bien aprovechado y no se vaya en gastos superfluos que podríamos evitar fácilmente con un poco de atención. Ya que en muchos casos, no suman, si no que nos restan, ya sea por pagar de más por una pésima comida, o por una entrada para un espectáculo que no va a entusiasmarnos.

Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?