Dinero

El cheque de 200 euros a hogares con ingresos bajos prometido en julio no se cobrará hasta diciembre

Las solicitudes se empiezan a recibir este mes, pero no se resolverán hasta octubre. Hacienda se ha dado un trimestre para completar el pago a tres millones de personas

photo_camera Pedro Sánchez.

Una de las medidas estrella del decreto anticrisis aprobado por el Gobierno es la ayuda de 200 euros para hogares con rentas bajas. Pese a que se puede solicitar desde este mes de julio, Hacienda no completará el pago a todos los beneficiarios hasta finales de año.

La medida fue anunciada por el propio Pedro Sánchez, en una comparecencia institucional en Moncloa, tras la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros la semana pasada que tuvo como objetivo aprobar un paquete de ayudas como respuesta a la crisis provocada por la guerra de Ucrania.

La ayuda de 200 euros, que se realizará en un solo pago, beneficiará a 2,7 millones de personas, según las cifras ofrecidas por el Gobierno. 

Para acceder a esta prestación es indispensable que los ingresos por hogar sean inferiores a 14.000 euros anuales. Además, el patrimonio debe ser inferior a 43.196,40 euros.

Prometida para julio

Pese a que se ha prometido para julio, como un rescate a las familias desfavorecidas, Hacienda ha dado de plazo hasta el 30 de septiembre para tramitar el nuevo cheque de ayuda. El organismo encargado de la gestión, que requerirá en todo caso la solicitud previa por los beneficiarios, es la Agencia Estatal de Administración Tributaria.

La solicitud se presentará después en la Sede Electrónica de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, y para ello habrá que rellenar el formulario electrónico que se pondrá a disposición y en el que deberá figurar la cuenta bancaria donde recibir el abono de los 200 euros.

No se cobrará hasta diciembre

Sin embargo, según admiten a Confidencial Digital fuentes internas de la Agencia Tributaria, la mayoría de las solicitudes que se entreguen ahora no se resolverán hasta casi el mes de octubre, una vez que se haya cerrado el plazo para la presentación de los formularios.

A partir del cierre, Hacienda se ha dado de margen tres meses para completar el pago a los casi tres millones de personas que calcula se podrán beneficiar de este cheque. En público, ha evitado establecer plazos concretos, para evitar protestas por los retrasos si se produjesen incumplimientos, como ha ocurrido con el ingreso mínimo vital.

Una medida que se anota Podemos

La discusión entre los socios de Gobierno fue muy intensa en los días previos a la aprobación del decreto anticrisis. El PSOE insistía en las medidas generales; Unidas Podemos en las que afectan a los más vulnerables, especialmente este cheque. 

 

Esta iniciativa, que ya han puesto en marcha países como Italia, Francia, Alemania y el Reino Unido, ha provocado una tensión interna en el Ejecutivo muy relevante porque un sector del equipo económico del PSOE no estaba nada de acuerdo

Al principio, parecía que sí se iba a incluir finalmente, dado el agravamiento de la inflación, pero después empezó a complicarse la negociación y finalmente la decisión la tomó el propio Pedro Sánchez, que desbloqueó la cuestión aceptando un cheque de 200 euros, en línea con Italia -exactamente esa cantidad- y no de 300 como pedía Unidas Podemos, más cercano a lo que han aprobado Alemania y Reino Unido. 

Fuentes políticas destacan que, en la rueda de prensa en la que Sánchez anunció la medida, pudo apreciarse claramente que el presidente ponía el foco más en las otras medidas, en especial en el impuesto a las grandes energéticas, que también ha generado debate interno en el Ejecutivo. En cambio, Yolanda Díaz reivindicó rápidamente en las redes sociales el cheque a hogares con bajos ingresos.

Raphael, apoteósico en Starlite

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?