El Chivato

Marlaska sabe que sus colegas no le perdonarán

photo_cameraFernando Grande-Marlaska, nuevo ministro del Interior.

Pedro Sánchez ha dado varias sorpresas con los nombramientos de sus ministros: el astronauta Pedro Duque, el escritor Màxim Huerta, la fiscal Dolores Delgado… ajenos hasta ahora a la política.

En ese grupo hay que incluir de forma destacada al juez estrella Fernando Grande-Marlaska, azote de ETA durante su etapa en la Audiencia Nacional, y del propio PSOE durante el caso Faisán.

El nuevo ministro del Interior ha abandonado su puesto de vocal del Consejo General del Poder Judicial, al que accedió, curiosamente, a propuesta del Partido Popular.

Según ha escuchado El Chivato, Marlaska es consciente de que su nombramiento en el gabinete Sánchez no ha sentado bien entre sus colegas del CGPJ precisamente por esto, por haberse “cambiado de chaqueta” e ignorar “al partido que le propuso para el Consejo”. Esto es lo que opinan los magistrados más conservadores.

Sin embargo, sabe también que otros compañeros de carrera tampoco ven con buenos ojos que haya dado el salto a la política.

En este sentido, Marlaska ha asumido que “no le perdonarán” que haya abandonado el poder judicial para pasarse al ejecutivo. Una opción que, en opinión de no pocos jueces y fiscales, lastra la carrera de los juristas. Algo por lo que también critican a Margarita Robles y Dolores Delgado.

Marlaska da por hecho que su nuevo cargo le ha granjeado el rechazo y quizá el rencor de algunos de sus antiguos compañeros. Y asumen que tendrá que lidiar con ello cuando finalice su aventura política.


Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo