Medios

Orden de Pedro J. Ramírez a la redacción de El Mundo: ni Letizia en triciclo, ni e-mails de Urdangarín subidos de tono

Pedro J. Ramírez ha dado orden directa de acabar con las informaciones del corazón que afecten a la Familia Real. El Mundo evitará hacer referencia a temas sobre el rey y su entorno que no son informativos, sino que rozan el morbo.

El director de El Mundo se encuentra inmerso en una campaña de defensa de la figura de don Juan Carlos. Ya han sido varios los comentarios, especialmente en sus cartas dominiciales, en los que Pedro J. Ramírez ha explicado las ventajas que, desde su punto de vista, tiene que el rey continúe en el trono y no abdique en don Felipe.

Pero el director riojano ha querido ir más allá y ha dado órdenes precisas a los redactores jefe y jefes de sección de El Mundo de acabar con las informaciones menos serias que rodean a la Familia Real.

Pedro J. Ramírez, según explican a El Confidencial Digital fuentes de su entorno, es consciente de que se están produciendo campañas de intoxicación contra la figura del rey desde diversos sectores. Y él no quiere contribuir a alimentar esa corriente.

En los últimos días, por ejemplo, el director de El Mundo ha indicado a la redacción que no se haga publique en sus páginas las fotografías de los príncipes de Asturias montando en un triciclo que sí han aparecido en otros medios de comunicación.

Pedro J. Ramírez también ha rechazado hacer referencia al último libro del primo de doña Letizia en el que se habla de un posible aborto de la esposa de don Felipe.

El máximo responsable de la redacción de El Mundo tampoco quiere publicar algunos e-mails subidos de tono que Iñaki Urdangarín envió a su socio Diego Torres durante su etapa al frente del instituto Nóos.

El propio Pedro J. Ramírez califica todos estos detalles como “chismes” y, como decimos, no quiere que aparezcan en su diario.

Antes de tomar esta decisión, Pedro J. Ramírez comentó a varios de sus colaboradores si debía o no censurar este tipo de informaciones. La mayoría le recomendaron que no aparecieran en El Mundo.

El veterano director considera, además, que publicar estos “chismes” podría emborronar la larga investigación que viene llevando a cabo El Mundo sobre el caso Urdangarín. No quiere que su periódico sea calificado de antimonárquico.

Un último detalle: ayer se hizo público que el duque de Palma reclama un euro a siete medios de comunicación, entre ellos, El Mundo, por hacerse eco de sus correos electrónicos personales.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?