Bibendum cumple 120 años
photo_camera Bibendum cumple 120 años

Motor

Teletipauto

Bibendum cumple 120 años. Una pila de neumáticos transformada en muñeco

El proceso de gestación de Bibendum, el popular a la par que simpático muñeco de Michelin, constituye todo un derroche de imaginación.

A pesar  de que el punto de partida fuera una pila de neumáticos, cosa lógica para un fabricante de estos redondos elementos como es Michelin, la idea ha pasado a la historia como el mejor icono de marca de todos los tiempos.

En la mente de varias generaciones de automovilistas y viajeros ocupa un lugar de honor Bibendum, el célebre muñeco que representa a Michelin. El fabricante de neumáticos y editor de las famosas Guías Michelin tiene en Bibendum su mejor embajador, un embajador muy longevo que acaba de cumplir nada menos que 120 años.

En tan dilatado periodo de tiempo su popularidad no ha dejado de crecer, transformándose en un personaje universal. Un hecho rubricado por el gran reconocimiento que recibió en 2000, cuando fue votado como el mejor icono de marca de todos los tiempos por un jurado de profesionales para el Financial Times.

El nacimiento de Bibendum se produjo en el ya lejano 1898 como resultado de una brillante idea, puesto que su inimitable silueta está inspirada en una pila de neumáticos. Debe su identidad a la imaginación de André y Edouard Michelin que cobró cuerpo a través de los pinceles del artista Marius Rossillon, conocido por su apodo artístico O' Galop.

El año de su nacimiento, Bibendum fue la estrella de un sorprendente póster titulado “Nunc est Bibendum”, frase en latín que hace referencia a un poema de Horacio cuya traducción es: “Ahora es el momento de beber”.

Como se deduce, este simpático muñeco debe su nombre el verbo beber en latín. Los más observadores habrán comprobado que la copa con la que brinda Bibendum está llena de clavos y otros objetos punzantes, muy abundantes en los caminos de la época, en un claro mensaje de que no afectaban para nada a la integridad de los neumáticos Michelin en contraposición con su competencia, que se desinflaba a consecuencia de los pinchazos.

Si O' Galop fue el primer artista en dar vida al muñeco Michelin, a continuación vinieron otros grandes nombres de la publicidad y el arte de los carteles que también contribuyeron a su fama.

Gracias a ellos rápidamente adquirió una personalidad humana. Hautot, Grand Aigle, Riz, Cousyn y René Vincent son algunos de los artistas de esta época que ilustraron sus bromas y le dieron un carácter expresivo.

El vídeo del día

Arrimadas valora la armonización fiscal propuesta por ERC.

Cada uno le representaba según su propia idea y estilo. Pero para hacerlo más fácil de reconocer, Michelin pronto estandarizó su representación, lo que se hizo más patente cuando empleó a sus propios artistas a jornada completa en su Estudio de Diseño durante la década de los 20.

Fue en este periodo cuando su cuerpo y líneas de estilo quedaron configurados con una cantidad definida de neumáticos, lo que le transformó  en todo un icono universal. Risueño, amable, protector o travieso, Bibendum es hoy tan conocido como reconocido en todo el mundo.

Su carrera internacional comenzó muy temprano, viajando por todos los rincones del planeta junto a los equipos de ventas para captar a nuevos clientes, forjando así la reputación de la marca. A partir de 1920 ningún continente escapó a sus encantos, y su popularidad creció con el paso de los años.

En 2000 apareció con un diseño en 3D, hecho que confirmó una especial pasión tanto por la innovación como por la tecnología. Pero su historia nunca se ha detenido como tampoco lo han hecho los sucesivos desarrollos en el diseño, motivo por el que cambió de nuevo en 2017 para mantenerse en consonancia con su eterna visión moderna.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?