Política

“Rubalcaba sólo escucha a Felipe González y a Cebrián”. La oposición ‘tranquila’ del líder del PSOE provoca los primeros conatos de rebelión en el partido (José Blanco) y en el diario El País

Primeros conatos de rebelión en el PSOE por la 'oposición tranquila' que está llevando a cabo Alfredo Pérez Rubalcaba. Contrariamente a lo que el secretario general ha dicho en público, comienzan a escucharse las primeras voces críticas por esta decisión. En el Grupo Prisa también hay enfado por el tono tibio que está empleando El País.

Según ha podido confirmar El Confidencial Digital, la gota que ha colmado el vaso en el PSOE ha sido la intervención de Rubalcaba en el Pleno de la semana pasada donde Rajoy desgranó la batería de ajustes más dura de la democracia española. El secretario general aseguró entonces en público que ninguno de los diputados socialistas se le había quejado.

Pues bien. Eso no es del todo cierto. ECD ha podido constatar por fuentes de toda solvencia que importantes miembros de la Ejecutiva del PSOE han manifestado internamente su disconformidad por este tipo de oposición. Se trata incluso de parlamentarios cercanos a Rubalcaba, que consideran un error de grandes proporciones “dejar escapar” al Partido Popular de su peor momento de imagen y popularidad.

Entre estos ‘disidentes’ que declaran, cada vez más abiertamente, su intranquilidad por la deriva del partido se encuentra, por ejemplo, José Blanco. El ex ministro ya se desmarcó de Rubalcaba el pasado mes de junio, cuando censuró a puerta cerrada que no hubiera presentado candidatos a consejeros de RTVE. Ahora ha vuelto a marcar distancias, por esta política ‘blanda’, de grandes pactos, por la que ha optado el líder socialista.

Mientras tanto, Rubalcaba se mantiene firme. Ha declarado estos días que está satisfecho con su intervención y que debe hacer una oposición “distinta” de la que hizo el PP. “No voy a hacer la oposición de la que yo me quejé –ha dicho. España merece una oposición diferente y es la que vamos a hacer”.

Entre los ‘rebeldes’ se encuentran también destacados ‘chaconistas’ y partidarios del líder del PSM, Tomás Gómez. Para estos, se trata de consignas que Rubalcaba ha adoptado por influencia de sus dos grandes asesores, con los que todo lo habla: Felipe González y Juan Luis Cebrián.

Indignación interna por la tibieza de El País

En el diario del Grupo Prisa también existe un gran enfado por la postura de la cabecera ante las reformas de Mariano Rajoy. No existe una línea crítica clara, una oposición frontal, un rechazo contundente a las políticas de este Gobierno. Y eso incomoda a buena parte de la dirección del periódico. Felipe González y Alfredo Pérez Rubalcaba –explican- no pueden marcar la línea editorial de la casa.

Las fuentes consultadas por ECD en la compañía, reconocen que existe una gran preocupación por esta apuesta. Consideran que un posicionamiento tan tibio puede pasarles factura entre sus lectores y que esta decisión va a tener un coste de futuro.

En El País achacan esta decisión a dos causas distintas. Por un lado, a la estrecha y decisiva relación que mantienen Alfredo Pérez Rubalcaba y Juan Luis Cebrián. Y por otro, a los últimos movimientos que han permitido la entrada de Banco Santander, HSBC, La Caixa y Telefónica en el Grupo Prisa con una inyección de 434 millones de euros mediante una suscripción de bonos a cambio de un 30% de la compañía.

 

Las grandes compañías, explican desde la calle Miguel Yuste, quieren a los dos grandes partidos unidos y no velan por el ejercicio del periodismo, advierten.

Termina el voto rogado. Ahora será más sencillo votar desde el extranjero a 2 millones de españoles

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes