Política

Tomás Gómez, en dificultades: el sector crítico del PSM busca unas primarias y cuenta con que Pajín no apoya al secretario madrileño

El sector crítico del Partido Socialista de Madrid busca un horizonte de elecciones primarias. Y cuentan con que el secretario general, Tomás Gómez, no tiene el apoyo de la secretaria de organización y “número tres” del PSOE, Leire Pajín.

Las tensiones internas en el PSM, que vienen de atrás, han aumentado porque ha sentado muy mal que, tras la presentación del documento “Por un gobierno socialista en Madrid 2011”, papel que aglutina a buen número de diputados regionales, dentro del sector crítico, Tomás Gómez afirmó que el documento sólo recogía la opinión de “un militante”, el diputado regional César Giner.

En el sector crítico no entienden una desautorización así porque, en primer lugar, consideran que el documento “es constructivo”; y, en segundo lugar, porque cuenta con el apoyo de cerca de la mitad de los diputados autonómicos del grupo socialista.

Por si fuera poco, el mismo día en que Gómez desacreditó el documento, un concejal socialista del ayuntamiento de Madrid, Alejandro Inurrieta, hasta ahora no relacionado con el sector crítico, se sumó al coro de las críticas al secretario madrileño.

Gómez ha insistido en que el PSOE regional está más unido que nunca, pero fuentes críticas aseguran a El Confidencial Digital que “el partido no está unido” y que Gómez “niega la realidad”. Los críticos cuentan con apoyos incluso dentro de la Ejecutiva madrileña.

A Gómez se le echa en cara su falta de políticas de cercanía, la ausencia de contacto con la gente, o sea, la actitud que en el pasado le llevó a ser un alcalde de gran popularidad en Parla. Se critica asimismo su escasa presencia mediática, que se limita sólo en algunas declaraciones agresivas. Y, fundamentalmente se le achaca que infrautiliza a los cargos institucionales del partido.

También se han valorado de forma negativa algunas de las decisiones más polémicas de Gómez, como la determinación de no participar en actos institucionales como el celebrado en memoria de las víctimas del terrorismo o en el día de la Comunidad de Madrid.

El horizonte de Tomás Gómez se complica. El respaldo de Zapatero, aseguran dentro del sector crítico, no supone que tenga los votos de la militancia. Y, además, según ha podido saber ECD de fuentes socialistas, Tomás Gómez no tiene todo el apoyo de Leire Pajín, la secretaria de organización. Pajín ya ha movido ficha, colocando a uno de los suyos, Jorge Alarte, en la Comunidad Valenciana. Pero Gómez no es de los suyos.

Por todo ello, los críticos a Gómez barajan en estos momentos un escenario de elecciones primarias en Madrid  para designar el candidato a la presidencia de la Comunidad. Apuntan que los estatutos del partido contemplan la posibilidad de que el presidente de la federación regional no sea quien encabece las listas para presidir el gobierno autonómico.

Unas primarias, según las fuentes consultadas por ECD, irían en la línea de las preferencias de los militantes de base, y servirían para hacer llegar a la opinión pública el mensaje de que Madrid “no es conservador”, sino más bien que “no ha recibido el mensaje socialista”.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable