Política

Las autonomías copian a Ayuso: van a convertir en fijos a 70.000 médicos eventuales de toda España

La presidenta madrileña ha sido la primera en aplicar la medida que pretende frenar las movilizaciones y permitirá a los líderes regionales ‘venderla’ de cara a las elecciones de mayo

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, saluda a su llegada a la inauguración del nuevo Centro Quirúrgico del Hospital público Gregorio Marañón.
photo_camera La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, saluda a su llegada a la inauguración del nuevo Centro Quirúrgico del Hospital público Gregorio Marañón.

Isabel Díaz Ayuso ha movido ficha en la crisis sanitaria y ha anunciado una batería de medidas para frenar la huelga de atención primaria en Madrid. El resto de líderes regionales no han pasado por alto el “movimiento electoral” de la presidenta y van a convertir en fijos a 70.000 médicos para poder vender la medida antes de las autonómicas.

La presidenta de la Comunidad de Madrid prometió el pasado miércoles que se van a adjudicar en diciembre casi 1.000 plazas fijas en Atención Primaria, con 609 para médicos de familia y 355 para Pediatría. 

La actuación se enmarca en una campaña para acabar con la eventualidad de los profesionales sanitarios en la región, de forma que todos los interinos que acaben su contrato el 31 de diciembre se convertirán en estructurales. “La sanidad es una prioridad de este Gobierno”, declaró la dirigente autonómica.

Más de 70.000 plazas de sanitarios

Así las cosas, según ha podido confirmar Confidencial Digital por fuentes de varios Gobiernos autonómicos, las comunidades se han sentido espoleadas por el anuncio de Ayuso y van a imitar esa maniobra, desbloqueando en las próximas semanas más de 70.000 plazas para sanitarios en sus territorios.

Admiten la importancia de este colectivo para ganar votos de cara a las dos próximas citas electorales, municipales y autonómicas, y generales. En los equipos de varios líderes regionales reconocen que han tenido en cuenta que el proceso llega a medio año de las próximas elecciones autonómicas, donde todos los presidentes se juegan su reelección.

El objetivo es frenar las movilizaciones

Además, los presidentes autonómicos pretenden frenar las movilizaciones de sanitarios que ya se extienden por toda España. El hartazgo de los profesionales de la Atención Primaria sigue agudizándose y mientras los madrileños llevan más de diez días de huelga, y echándose a la calle, los andaluces se concentraron el pasado miércoles en Málaga para denunciar su “agonía” y los valencianos han registrado ya su preaviso de que pararán en enero.

Los médicos de Galicia también se han movilizado en la última semana en diversas ciudades de la comunidad a pesar de que la Xunta se ha abierto a reestructurar el sistema de Atención Primaria, flexibilizar la compatibilidad de los profesionales de la sanidad pública con otra actividad privada y a abordar en un futuro que todos los médicos puedan percibir el complemento específico por exclusividad.

Extremadura es otra de las autonomías cuyos profesionales tienen previsto parar después de Navidad. 

Todas estas movilizaciones cuentan con el respaldo del Foro de Médicos de Atención Primaria, integrado por la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap); el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM); la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM); el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM); las principales sociedades de médicos de familia (semFYC, SEMG y Semergen) y la de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (Sepeap).

Vender la medida para las elecciones de mayo

Por ello, los líderes regionales han decidido incluir, entre sus principales bazas electorales de cara a los comicios de mayo de 2023, la convocatoria de un “histórico proceso de estabilización de plazas de sanitarios como el de Ayuso”. 

Sin embargo, algunos de ellos reconocen en privado que todo quedará en el anuncio de esa cifra elevada de plazas: no se podrán cubrir hasta 2024, pese a que la convocatoria se lanzará antes de finales de este año.

 

La oferta de empleo público “más potente”

Las fuentes de varios gobiernos regionales, a las que ha tenido acceso ECD, destacan que se va tratar del proceso “más potente” de estabilización aprobado nunca por las comunidades, con el que se pretende comenzar a reducir la tasa de temporalidad estructural por debajo del 8%. 

Defienden también que las autonomías están en la obligación de convocar plazas para ajustarse a la Ley de medidas urgentes para la reducción de la temporalidad en el empleo público, que entró en vigor el pasado mes de diciembre.

Situaciones laborales distintas

De acuerdo con lo que establece la ley de estabilización y el real decreto saliente del Consejo de Ministros, todo el proceso debe estar resuelto antes del 31 de diciembre de 2024. En definitiva, solo cuentan con dos años para resolver una tasa de temporalidad que el Sistema Nacional de Salud arrastra desde hace décadas.

Otro de los principales escollos de todo el proceso que advierten en las administraciones autonómicas es que las situaciones laborales son muy diferentes según regiones y, sobre el papel, los criterios de esas bases deben ser lo más similares posibles para que el proceso de estabilización resulte relativamente homogéneo en toda España.

Un anuncio que les había ‘robado’ Sánchez

Hay que recordar que el propio Pedro Sánchez había ‘robado’ este anuncio a los líderes autonómicos. El pasado mes de julio, el presidente del Gobierno declaró, en una entrevista en El País, que el Ejecutivo central iba a convertir en fijos a 67.300 sanitarios.

Fuentes de varias comunidades autónomas consultadas por Confidencial Digital se quejaron entonces de que el presidente lo había vendido como una iniciativa suya, cuando realmente está obligado a hacerlo por una ley aprobada en diciembre, que es un mandato de Bruselas. 

También criticaron que se hubiera “apropiado” de cifras que habían negociado los gobiernos autonómicos con los sindicatos del sector.

Se tiene en cuenta que los sanitarios son empleados públicos dependientes de las comunidades autónomas, puesto que tienen transferidas las competencias en Sanidad. Ahora, la mayoría de territorios van a impulsar el proceso con la ampliación que ha decidido el Ministerio de Hacienda de los fondos destinados a las autonomías.

Una baza electoral en la ‘España vaciada’

Además, desde algunos territorios reconocen a ECD la importancia que ejerce la función pública a la hora de ofrecer una salida laboral a sus habitantes, como ocurre especialmente en la llamada ‘España vaciada’.

Así, por ejemplo, en Castilla y León dos de cada diez personas trabajan en la Administración pública incluyendo en este cómputo, además de los puestos del Gobierno y los organismos autonómicos, los que corresponden al Estado, los municipios y las diputaciones.

No obstante, el avance del empleo público se trata de un fenómeno generalizado en el conjunto de España, al que las autonomías contribuyen con especial intensidad, según los datos de la Seguridad Social. Les corresponde el 44,5% del total de las nuevas afiliaciones que se han registrado en los últimos dos años.

Las principales fuentes de empleo público

Hay que destacar que donde más se utiliza laboralmente la figura del interino es en Sanidad, que tras el estallido de la pandemia engrosó su plantilla de personal temporal en unas 80.000 personas según consta en los datos de la Seguridad Social. 

Aunque esa cifra ha ido reduciéndose al mismo tiempo que los contagios y la presión hospitalaria, lo cierto es que se conserva aproximadamente el 43% de todos los interinos.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?