Política

Las claves del discurso de Ayuso en Colón: incluyó gestos a Vox para garantizarse la investidura

Miguel Ángel Rodríguez le recomendó endurecer el tono y desmarcarse de Pablo Casado para evitar que Rocío Monasterio fuerce una segunda votación en la Asamblea

Isabel Díaz Ayuso.
photo_camera Isabel Díaz Ayuso.

El tono medido del líder del PP, Pablo Casado, en la protesta de Colón contra los indultos a los líderes independentistas, ha quedado ensombrecido por las palabras de Isabel Díaz Ayuso implicando al rey. Pero la estrategia de la presidenta en funciones, endureciendo el discurso, buscaba incluir gestos a Vox para garantizarse la investidura.

Ayuso declaró de entrada que quería reivindicar el papel del rey, pero acto seguido se lanzó a preguntarle: “¿Qué va a hacer el Rey de España, va a firmar esos indultos? ¿Le van a hacer cómplice [a Felipe VI] de esto?”.

Ni Casado ni el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, aplaudieron esas palabras de la dirigente madrileña. Ambos desconocían que Díaz Ayuso iba a hablar en esos términos del monarca.

Incluir gestos a Vox en Colón

Pero Ayuso quiso marcar su propio estilo por un motivo claro y calculado. Fuentes próximas a la presidenta de la Comunidad de Madrid explican a Confidencial Digital que su estrategia, diseñada por su jefe de gabinete, Miguel Ángel Rodríguez, era “acudir a Colón sin complejos, diciendo que no tendría problemas en fotografiarse con Vox”.

En su entorno recuerdan que fue la primera dirigente del PP que se sumó a la protesta contra los indultos, antes incluso de que lo anunciara Casado.

Isabel Díaz Ayuso reivindicó la foto de la plaza de Colón como “la foto de la dignidad”, rechazó “lo que está sucediendo en España, donde nos están robando la soberanía al pueblo para trocear una parte del país” y fue ahí donde acusó a Pedro Sánchez de “pasar de inspector a cómplice”, de los independentistas catalanes.

La dirigente madrileña se planteó retóricamente cuál será a partir de ahora el siguiente plan del presidente del Gobierno con tal de permanecer en La Moncloa. “¿La vía escocesa, la independencia de Cataluña?”.

Ayuso aseguró para terminar que el PP defiende la Constitución, la soberanía nacional y al rey y que la foto de Colón con toda la derecha y la ultraderecha es una foto “a favor de España”. Ni Casado ni Almeida citaron en ningún momento a Felipe VI en sus discursos.

Cerrar el apoyo a la investidura

Las fuentes próximas a Ayuso admiten a ECD que la decisión de Vox de no pedir nada a cambio de la investidura amenaza con convertirse en una dura negociación ley a ley si no se consolida una relación estable para la legislatura.

Defienden así que es necesario incluir gestos, ser generosos y alejarse de los menosprecios a Vox porque sus votos van a decidir que salgan adelante o no las iniciativas que lleve Isabel Díaz Ayuso a la Asamblea de Madrid durante los dos próximos años.

Por lo pronto, la primera votación trascendental tendrá lugar esta misma semana en el pleno de investidura, que se celebrará el jueves y el viernes. El PP necesita la abstención de Vox para garantizar la investidura de Díaz Ayuso y, por ese motivo, llevan varios días negociando ese sentido de voto.

Y, aunque los de Rocío Monasterio dijeron en un primer momento que facilitarían la reelección de la actual presidenta, la realidad es que Santiago Abascal  había mostrado su aspiración de obtener la presidencia de la Asamblea de Madrid, algo a lo que el PP no ha accedido finalmente.

Evitar forzar una segunda votación

Por ello, en el PP de Madrid reconocen que las negociaciones continúan. Para la investidura del presidente habrá una primera votación en el pleno donde será necesaria la mayoría absoluta, que PP y Vox sumarían con sus 65 y 13 escaños, respectivamente.

Si Vox decidiera no ofrecer su apoyo a Díaz Ayuso en esa primera votación, habría una segunda 48 horas después en la que bastaría la mayoría simple de los diputados presentes para investir al presidente (más votos a favor que en contra).

En este caso, al PP le bastaría una abstención de Vox, ya que la izquierda suma 58 escaños frente a los 65 de los populares.

Pero en el equipo de la presidenta en funciones reconocen a ECD que se están esforzando estos días para evitar que la líder de Vox, Rocío Monasterio, fuerce una segunda votación en la Asamblea.

El calendario con el que se trabaja en la Puerta del Sol es que la toma de posesión de Ayuso sea el sábado 19 y la de los nuevos consejeros, así como la celebración del Consejo de Gobierno extraordinario, el lunes 21 de junio.

El vídeo del día

Así se construye el avión supersónico silencioso X-59 de la NASA
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?