Política

Espionaje en el PP. La crisis de Madrid frustra el fichaje de candidatos para las municipales en toda España

Dirigentes territoriales piden la cabeza de García Egea, alertan de que cunde el desánimo y comparan la desafección actual con la que se vivió durante la época de la corrupción con Rajoy

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; y el presidente del PP, Pablo Casado.
photo_camera La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; y el presidente del PP, Pablo Casado.

Fuego amigo y a discreción. La guerra entre la dirección del PP y el entorno de Isabel Díaz Ayuso ha alcanzado su mayor grado de tensión. Ha derivado en un episodio de guerra sucia televisada, absolutamente inusual, con acusaciones cruzadas entre Génova y la Puerta del Sol. Una situación que está provocando un terremoto en el partido en toda España.

Diversos medios de comunicación como El Confidencial y El Mundo desvelaron el miércoles que se había encargado un supuesto espionaje contra Ayuso para saber si ha favorecido a un conocido vinculado a su hermano en un contrato público. El PP contestó a las publicaciones con un comunicado en el que desmintió “tajantemente” que hubiera tal investigación.

Pero este jueves, El País dio a conocer que el PP de Pablo Casado investigaba si el pasado octubre, la dirigente madrileña favoreció a esta persona en la adjudicación de un contrato de mascarillas por valor de 1,5 millones de euros en los primeros meses de la pandemia.

La preocupación en el PP es máxima

La preocupación en el PP es “máxima”. El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, uno de los barones con más peso del partido, ha exigido “una explicación clara y precisa” sobre las acusaciones de espionaje.

“El partido lo ha desmentido en un comunicado, pero la noticia tiene contenidos tan rocambolescos y sorprendentes que requiere una explicación en las próximas horas”, ha señalado.

De momento, la guerra entre Génova y Ayuso se ha cobrado su primera víctima. El coordinador general de la Alcaldía de Madrid, Ángel Carromero, dimitió este jueves tras el escándalo del supuesto espionaje.

Terremoto en el PP a nivel regional

Ante la gravedad de las informaciones, alcaldes del PP, que nada tienen que ver con la crisis que se vive desde hace meses en Madrid, han exigido a la dirección nacional que actúe de inmediato y con contundencia para evitar que el escándalo les pase factura, también a ellos, en las municipales del año que viene.

Según explican a Confidencial Digital fuentes del PP bien situadas en Génova, miembros de la cúpula del partido han recibido llamadas y mensajes de ediles populares, que han mostrado su preocupación por la “guerra sucia” que se está viviendo estos días en Madrid.

Desde el PP aseguran que Ayuso “es lo que menos le quita el sueño” a los ediles que se han puesto en contacto con la dirección nacional. Temen mucho más la repercusión electoral en sus territorios que puede acarrear en los próximos meses este escándalo sobre presunta corrupción y el enfrentamiento a cara de perro entre líderes en Madrid.

 

Frustra el fichaje de candidatos

De hecho, fuentes del partido a nivel autonómico y provincial explican a Confidencial Digital que la crisis de Madrid está provocando el rechazo de candidatos, que declinan incorporarse a las listas del PP para las elecciones municipales de mayo del año que viene.

Reconocen que esta situación está afectando directamente a la confección de las listas en ayuntamientos de toda España. Se ofrece el puesto a posibles candidatos y se dan cada vez más casos de personas que, habiendo manifestado inicialmente su conformidad, ahora “la guerra de Madrid les está tirando para atrás”.

-- “Se hace muy difícil hacer tres viajes a pueblos de 200 habitantes para encontrar candidatos y que en Madrid estén así”, admite con preocupación a ECD un dirigente autonómico del PP.

Alertan: cunde el desánimo

En varios territorios explican que los cuadros medios del PP a nivel regional y local, y en general los afiliados y votantes de casi toda España, están “más que hartos” de esta situación interna y alertan de que “cunde el desánimo y el abandono”.

Una desafección que viene desde que comenzó la batalla por el control del PP de Madrid, a mediados del año pasado, pero que ha explotado en los últimos días con el estallido del escándalo por el supuesto espionaje a Isabel Díaz Ayuso.

Hasta el punto de que, tal y como se contó en ECD en la tarde de este jueves, sedes del PP en distintas comunidades autónomas están recibiendo en las últimas horas un goteo continuo de llamadas y correos electrónicos de afiliados que solicitan darse de baja del partido.

Veteranos del partido recuerdan que la desafección que se vive ahora es comparable a la que se produjo en vísperas de las elecciones locales de 2015, cuando el PP sufrió una fuga de cargos por los escándalos de corrupción que se conocieron durante el mandato de Mariano Rajoy.

Piden la cabeza de García Egea

“O cierran esto o nos desangramos”. Durante estos días, y sobre todo a lo largo de este jueves, los diferentes grupos de Whatsapp del partido están ardiendo y ya nadie se esconde: ponen en tela de juicio a la dirección nacional, y principalmente al secretario general, Teodoro García Egea.

En el PP reconocen que los dirigentes en el resto de España “callan en público porque no les queda otro remedio si quieren conservar su puesto”, pero reconocen en privado que están “muy preocupados” porque esta situación afecte a sus elecciones.

Esperanza Aguirre también ha tomado partido en la guerra: “Si fuera el secretario general, dimitiría hoy mismo mejor que mañana”, sugirió este jueves. La ex presidenta madrileña apuntó directamente a García Egea, al que advirtió de que si tiene indicios de algún delito “lo que hay que hacer es denunciarlo”.

“Nos va a perjudicar en las elecciones”

La principal preocupación de los alcaldes, concejales y diputados autonómicos es que esta guerra “pueda perjudicar a todos por el daño que hacen unos pocos”. En concreto, piensan que, si el PP no da una respuesta contundente para solucionar este asunto, “cualquier candidato del partido tendrá problemas en las próximas municipales”.

La cercanía de los comicios -solo falta poco más de un año para la cita electoral de mayo de 2023- y la amenaza de próximas informaciones con escándalos que afecten a cargos del PP “obligan a una respuesta rápida y contundente por parte de la dirección nacional”.

En concreto, añaden, “se debe expulsar de forma automática a los responsables y dejar claro, desde la ejecutiva, que solo hay unos pocos corruptos y los demás somos honrados”.

El PP ha quedado abierto en canal

La ruptura entre Casado y Ayuso ha abierto en canal al PP. El líder de los populares y la presidenta de la Comunidad de Madrid han roto entre acusaciones de espionaje y corrupción en la peor batalla por el poder del principal partido de la oposición

Isabel Díaz Ayuso compareció tras el estallido del escándalo, con tono serio, desde la sede de la Comunidad de Madrid: “Nunca pude imaginar que la dirección de mi partido iba a actuar de un modo tan cruel contra mí”. La presidenta regional cargó contra Pablo Casado: “Que me ataque la dirección de mi partido porque me quiero presentar al congreso del PP de Madrid es insensato. Pido que se depuren responsabilidades”.

El secretario general del PP compareció en la sede de Génova tras el ataque de Díaz Ayuso contra la dirección nacional. Anunció un expediente a Ayuso y la acusó de mantener una campaña masiva de “infundios y calumnias”.

Protestas en la sede del PP en Madrid

Las revelaciones sobre el supuesto espionaje a Ayuso que habrían encargado otros dirigentes del PP están movilizando también a algunos militantes del partido en Madrid, que han decidido convocar protestas ante la sede de la calle Génova.

Por distintos canales y grupos que comparten cargos y militantes populares circulan en las últimas horas distintas convocatorias, todas con un mismo enfoque: respaldar a Isabel Díaz Ayuso, pero también para exigir la dimisión del presidente nacional del PP, Pablo Casado, y de su número dos, Teodoro García Egea.

La primera de las concentraciones se convocó este jueves por la tarde. Quienes promovieron esta protesta utilizaron lemas como “Yo con Ayuso” y “Madrid no se rinde”.

Pero la convocatoria más numerosa está citando a los militantes del PP para el próximo domingo, a las 12 del mediodía. De nuevo la cita es en el número 13 de la calle Génova, también “para pedir la dimisión de Casado y García Egea” y “a favor de Ayuso”.

Este último mensaje incluso termina con un “pásalo a todos tus contactos”, que provoca un mal recuerdo en el PP. Así se convocaron por SMS las concentraciones del 13 de marzo de 2004, jornada de reflexión antes de las elecciones generales, para acusar al Partido Popular de intentar engañar a los españoles sobre la autoría de la masacre terrorista en Madrid el 11-M.

Fuga de cerebros en Turquía

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes