Política

Iván Redondo impone un giro radical en la campaña de Madrid: ahora “con Iglesias, sí”

Busca ganar votos en la izquierda tras constatar en sus encuestas que el PSOE no logra atraer ni un apoyo de Ciudadanos. Dejará claro que en lo económico mandan los socialistas

Pedro Sánchez y Ángel Gabilondo.
photo_camera Pedro Sánchez y Ángel Gabilondo.

Moncloa ha ordenado un giro radical a la campaña del PSOE en Madrid. El candidato Ángel Gabilondo ha comenzado a retroceder en las encuestas, lo que ha provocado una rectificación de última hora, decretada por Iván Redondo, para lograr una gran movilización de la izquierda en la semana previa a las elecciones del 4 de mayo.

Según admiten a Confidencial Digital altos cargos de la Ejecutiva socialista, la estrategia central de campaña desplegada hasta ahora por Redondo se basaba en captar votantes de Ciudadanos. Pero no está funcionado.

Así lo reflejan, según fuentes de la dirección del PSOE, las encuestas internas que se manejan en Ferraz. Han confirmado que apenas hay trasvase de votantes de Cs a Gabilondo, a diferencia de lo que ocurrió con Salvador Illa en Cataluña: “En Madrid todo se va al PP”, lamentan.

El vídeo del día

López insiste en la necesidad de una ley de pandemias

Un escenario que también inquieta al equipo más cercano a Pedro Sánchez, con Iván Redondo a la cabeza, por la decisión hasta el momento de centrar todo el foco en ese voto. Fruto de esa estrategia, se lanzaron mensajes contundentes como el de “con este Iglesias, no”.

Gran movilización de la izquierda

Pues bien. Según ha podido saber ECD por fuentes conocedoras de los planes de Moncloa, Iván Redondo va a imponer en los próximos días un giro radical en la campaña electoral de Madrid, que en el partido se interpreta también como una “rectificación” de la mano derecha de Pedro Sánchez.

El PSOE va a buscar una “gran movilización de la izquierda” en la recta final de la campaña. “Vamos a dar la batalla porque está muy difícil. Pero la derecha ya ha movilizado a todo lo que tenía, ahora es la izquierda la que puede crecer”, insisten en Ferraz.

Ahora con “Pablo Iglesias, sí”

Hace menos de un mes, Ángel Gabilondo anunció solemnemente que, si tuviera que pactar para formar un Gobierno “lo haría con Ciudadanos y con Más Madrid”, pero no con el candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias: “Con este Iglesias, no”, manifestó con contundencia durante una entrevista en laSexta.

Sin embargo, el secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos, matizó ese mismo día las declaraciones de Gabilondo. Se enmarcaban, dijo, en su papel de candidato. El partido todavía no había abordado las alianzas tras las elecciones.

No se pasa por alto ahora que Ángel Gabilondo se ha abierto en las últimas horas a pactar con Pablo Iglesias en la Asamblea de Madrid después de asegurar que con “este” Iglesias no pactaría.

Fuentes conocedoras de la campaña del PSOE confirman a ECD que este giro forma parte de la nueva estrategia lanzada desde Moncloa a los dirigentes madrileños con el objetivo de ganar votos en la izquierda tras constatar en Moncloa y en Ferraz que, en sus encuestas internas, “el PSOE no logra atraer ni un voto de Ciudadanos”.

En un desayuno informativo organizado por Europa Press, el candidato socialista calificó este lunes como “bendito” si su problema después de las elecciones es tener que ponerse de acuerdo con el líder de Podemos y pidió expresamente “no satanizar a nadie”.

Señaló que el “verdadero problema” es conseguir los votos necesarios para que pueda fraguarse ese pacto que arrebate la Comunidad a Isabel Díaz Ayuso.

El PSOE mandará en la economía

Fuentes próximas a Ferraz explican a ECD que otro de los mensajes claros de Ángel Gabilondo en la recta final de la campaña será que, en un hipotético Gobierno de izquierdas en Madrid, el PSOE mandará en la economía.

Una forma de comenzar a marcar terreno a Podemos de cara a las negociaciones para la investidura y en el que se enmarca el desembarco de la ministra de Industria, Reyes Maroto, como vicepresidenta económica si el PSOE gobierna en la Comunidad.

Un movimiento similar al que Pedro Sánchez realizó con Nadia Calviño, recuerdan en Moncloa, cuando anunció su nombramiento como vicepresidenta económica antes de las elecciones del 10 de noviembre de 2019 y de las negociaciones con Pablo Iglesias que desembocaron en el Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos.

En ese contexto, no ha pasado inadvertida la sugerencia que ha lanzado Gabilondo a Pablo Iglesias para que replantee su posición sobre la subida de los impuestos porque el PSOE “no los va a tocar”. “Yo no tocaré los impuestos ni la fiscalidad. Los madrileños no tendrán que pagar ni un euro más en un momento excepcional”, ha insistido.

El líder de Podemos ya ha manifestado como línea roja para apoyar un Gobierno socialista su idea de cambiar la política fiscal en Madrid. Sobre ello, Gabilondo le ha insistido en que tendrá “que pensar un poquito al respecto”.

El candidato del PSOE también ha prometido que si gobierna aprobará un complemento extraordinario de 400 euros anuales para las pensiones no contributivas.

Sánchez tira más que la marca PSOE

Fuentes próximas a La Moncloa admiten a ECD que Pedro Sánchez ha decidido confrontar con Isabel Díaz Ayuso porque sabe que la partida está muy difícil -la derecha es clarísima favorita- y la única manera de lograr una gran movilización de la izquierda desde el punto de vista electoral es “sacar a jugar al propio presidente”.

Incluso en Madrid, donde el rechazo a Pedro Sánchez es mucho más fuerte que en otras comunidades, la imagen de marca del presidente está por encima de la de su propio partido, el PSOE. En Ferraz reconocen que Isabel Díaz Ayuso ha conseguido aglutinar el “antisanchismo” en su candidatura y eso explica parte de su éxito.

Mientras tanto, dirigentes del partido en Madrid tratan de marcar distancias con el presidente del Gobierno y remarcan que “el candidato que se presenta a las elecciones de la Comunidad por el PSOE es Gabilondo… y no Sánchez ni Redondo”.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?