Política

El plan de Madrid para la Navidad del Covid desaconseja tomarse las uvas en la Puerta del Sol

Ayuso alarga media hora más que Sanidad el toque de queda en Nochebuena y fin de año, hasta la 01:30. Amplía a 10 el máximo de personas en las reuniones familiares

La Puerta del Sol de Madrid un 31 de diciembre.
photo_camera La Puerta del Sol de Madrid un 31 de diciembre.

La propuesta de Isabel Díaz Ayuso pasa por flexibilizar las restricciones en Navidad más que el Ministerio de Sanidad. Según su criterio, en Nochebuena y Nochevieja, se propone ampliar el horario, limitando la movilidad nocturna sólo desde las 01:30 a las 06:00. El Gobierno central ha planteado que el toque de queda solo se alargue hasta la 01:00.

En cambio, en la Comunidad de Madrid defienden que ampliándolo media hora más sería más fácil realizar los cientos de desplazamientos que se producen entre domicilios en esa franja horaria. Especialmente, en Nochevieja, cuando la máxima celebración tiene lugar a medianoche.

Recuerdan que lo habitual en esta jornada es que el Año Nuevo comience con grandes atascos en Madrid, por lo que el hecho de tener que volver todos a casa antes de la 01:00 (como propone Sanidad) aumentaría la concentración de vehículos en una franja horaria tan reducida.

Sin aglomeraciones ni uvas en la Puerta del Sol

Las aglomeraciones en la vía pública, tan habituales en las fechas navideñas, también se intentarán evitar por todos los medios.

En este sentido, no es probable que este año se contemplen imágenes tan tradicionales como las uvas de Nochevieja en la Puerta del Sol -el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ya había pedido desistir de ello- o las "preuvas". De hecho, en su documento , el Gobierno autonómico propone la "colaboración con corporaciones locales para evitar aglomeraciones".

Encuentros familiares de hasta 10 personas

La Comunidad de Madrid también propone abrir un poco la mano en las fechas más especiales. Recomienda limitar las reuniones familiares y sociales a un máximo de 3 grupos de convivientes, sin sobrepasar un máximo de 10 personas. Esto se aplicaría en los días 24, 25 y 31 de diciembre y los días 1 y 6 de enero.

El resto de reuniones sociales mantendrían la limitación a un máximo de 6 personas.

Salidas de las residencias de mayores

En el escenario madrileño, se plantea también la salida de los residentes para pasar las vacaciones con sus familias en Navidad. Aquellos mayores con IgG positivo en los últimos 6 meses o con un PCR positivo en los últimos 3 meses podrían tanto salir como entrar sin problemas en el centro, según la propuesta regional.

En cuanto a aquellos que presentan IgG negativa y no han pasado la enfermedad, a la vuelta al centro socio-sanitario, tras pasar unos días con sus familias, "deberán permanecer en aislamiento, y se les realizará una prueba diagnóstica", explican en la consejería de Sanidad.

Advertisement

El vídeo del día

ATA cree que prórroga de cese de actividad “mejora protección de autónomos”.

Para los casos de ancianos que no estén en disposición de abandonar los centros, se garantiza que se facilitarán comunicaciones telemáticas con sus familias.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?