Política

Pedro Sánchez pactó con ERC mantener en secreto su presencia en la mesa de diálogo con Cataluña hasta el último momento

Moncloa trasladó a la Generalitat esa decisión para evitar al presidente el desgaste de la oposición

Reunión de la mesa de diálogo encabezada por Pedro Sánchez y Quim Torra
photo_camera Reunión de la mesa de diálogo encabezada por Pedro Sánchez y Quim Torra.

La mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat se mantiene fijada para esta semana pese a que aún está en el aire la fecha exacta y si, finalmente, Pedro Sánchez se desplazará hasta Barcelona para participar en la reunión. En Moncloa apuestan por la asistencia del presidente, pero sin confirmar su participación hasta el último momento.

Desde Moncloa insisten en que aún “no hay fecha”. Tampoco aclaran el papel de Sánchez en esta nueva reunión, que se celebra año y medio después de la primera cita en Madrid en febrero de 2020.

Fuentes gubernamentales solo confirman que que la delegación del Ejecutivo central estará compuesta por miembros de los dos partidos de la coalición.

Como se ha conocido en los últimos días, se desplazarán hasta la capital catalana la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz; el titular de Presidencia, Félix Bolaños; el de Cultura y Deportes, Miquel Iceta; la de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez; la portavoz y responsable de Política Territorial, Isabel Rodríguez; y el ministro de Universidades, Manuel Castells.

Pacta aparecer por sorpresa

Sin embargo, fuentes conocedoras de los preparativos de la cita confirman a Confidencial Digital la presencia de Pedro Sánchez en Barcelona, aunque aseguran que su intención es “aparecer a última hora”.

Un escenario que manejan ya altos cargos del Govern, lo que explica también que no se haya fijado la fecha concreta, pendiente de la agenda del presidente del Gobierno.

A la espera de que Sánchez se sume prácticamente por sorpresa para liderar la delegación, Moncloa y la Generalitat han acordado también que vuelvan a estar en la mesa los mismos departamentos ministeriales que en la cita de Moncloa del año pasado.

En aquella ocasión, junto al presidente acudieron los entonces vicepresidentes Carmen Calvo y Pablo Iglesias, aunque una enfermedad impidió asistir a última hora al líder de Podemos.

También participaron la ex ministra de Política Territorial, Carolina Darias; el ex titular de Sanidad, Salvador Illa; el ministro de Universidades, Manuel Castells (que el único que repite junto a Pedro Sánchez); la responsable de Hacienda y ex portavoz, María Jesús Montero, y el entonces ministro de Transportes, José Luis Ábalos.

Evitar el desgaste al presidente

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD aseguran que Moncloa ha trasladado a la Generalitat la intención del presidente de acudir a finales de esta semana a Barcelona y que el motivo de mantener oculta su presencia hasta última hora responde únicamente a un cálculo político.

En el equipo de Sánchez buscan evitar al máximo el desgaste al jefe del Ejecutivo, que dan por hecho que sería objeto durante días de los ataques de la oposición de PP, Vox y Ciudadanos si se confirmase con antelación su asistencia.

Rebajar la presencia de Sánchez

El Gobierno y el PSOE también tratan de rebajar la presencia de Pedro Sánchez en la mesa entre gobiernos. De hecho, el líder del PSC en el Parlament, Salvador Illa, restó importancia este lunes a la asistencia de Sánchez a la reunión. “No me parece lo más relevante”, apuntó.

Al ser preguntado por la participación del presidente en una entrevista en RNE, Illa respondió: “Sabemos ya que hay una composición muy alta por parte del Gobierno, se ha dado a conocer este fin de semana y no me parece lo más relevante si asiste o no el presidente del Gobierno. Él lo acabará de decidir y lo comunicará”.

En esta misma estrategia, el ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, comparó la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat con las conversaciones tras el final de la guerra de Vietnam.

Así se expresó cuando le preguntaron por qué todavía no se conoce si el presidente asistirá a dicha reunión. “Me recuerda a las conversaciones de paz después de la guerra de Vietnam, que se estuvo discutiendo mucho tiempo si la mesa era redonda, cuadrada u octogonal”, afirmó Iceta, que añadió que las negociaciones tienen “ese aspecto de complejidad”.

Santiago Abascal: “Cada día que pasa este Gobierno merece ser censurado con más rotundidad”

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable