Seguridad

La Guardia Civil avisa del aumento de bandas que fabrican en España cigarrillos ilegales

Producen el tabaco en instalaciones clandestinas por todo el país y cada vez cuentan con medidas de protección más sofisticadas. Desde 2013 han sido desmanteladas 25 ‘factorías’

Intervenidas 17.400 cajetillas de tabaco de contrabando en tres operaciones con 2 detenidos en La Línea
photo_camera Intervenidas 17.400 cajetillas de tabaco de contrabando en tres operaciones con 2 detenidos en La Línea

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil va a incorporar nueva tecnología para luchar contra un fenómeno creciente en el mapa de la delincuencia en España: las organizaciones dedicadas a fabricar y distribuir cigarrillos ilegales, elaborados en fábricas clandestinas y vendidos en el mercado negro para evitar los controles de calidad y no pagar impuestos.

Confidencial Digital ha podido comprobar que la Jefatura de Asuntos Económicos de la Guardia Civil está buscando una empresa que suministre cuatro dispositivos móviles de limpieza de audio y cuatro licencias de software de limpieza de audio, con las que dotar a la Unidad Central Operativa (UCO) de la Jefatura de Policía Judicial.

El contrato se enmarca en un proyecto de la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF, por sus siglas en inglés) denominado “Gran Agreement 831528 – Gradiuntur”, que tiene como objetivo “luchar contra las redes del crimen organizado que operan en Europa, identificando, interrumpiendo y desmantelando redes criminales activas y experimentadas que centren sus actividades en el fraude y el contrabando de cigarrillos en los puertos y el establecimiento de fábricas ilegales de cigarrillos en España”.

Redes de españoles y del Este de Europa

En la documentación del contrato que ha consultado ECD, la Guardia Civil describe la situación de esta actividad delictiva. Afirma que “las últimas investigaciones llevadas a cabo en España están revelando un aumento de organizaciones criminales compuestas por ciudadanos españoles y ciudadanos de diferentes nacionalidades, principalmente de los países del este de Europa que se están abriendo desde España”.

El Instituto Armado explica que esas organizaciones criminales tienen como objetivo principal “obtener enormes beneficios produciendo cigarrillos en fábricas ilegales e introduciendo contenedores a través de los principales puertos de España”.

Detalla también el ‘modus operandi’ de las redes dedicadas a la fabricación y distribución de tabaco ilegal: “La maquinaria viene de los países del Este europeo. Esta maquinaria se transporta a España por carretera y luego se instala en fábricas ilegales”.

Finalmente, el destino de los cigarrillos ilegales fabricados en España es tanto el mercado local como otros países dentro de la Unión Europea.

Fábricas ilegales ‘blindadas’

Ahora, la Guardia Civil busca dotar a los investigadores de la UCO de dispositivos y programas de limpieza de audio, tras constatar que los miembros de las redes criminales dedicadas al tabaco ilegal están aumentando las medidas de seguridad para tratar de burlar la acción policial.

Los agentes han comprobado que las fábricas ilegales de tabaco que se instalan en España están “muy bien protegidas por las organizaciones criminales”. De hecho, destacan, “las últimas fábricas desmanteladas estaban incluso protegidas por sofisticadas medidas electrónicas”.

 

A ello se añade que “todos los miembros de estas organizaciones utilizan sistemas de comunicación seguros, que tienen un impacto muy negativo en el proceso de investigación”.

La Guardia Civil ha detectado que los responsables de estas redes criminales “cambian de forma permanente los números móviles, utilizan otts [un servicio que transmite audio, vídeo y otros contenidos a través de internet sin la implicación de los operadores de telecomunicaciones tradicionales] o aplicaciones cifradas, y cada vez más establecen sus personas de contacto por persona en espacios públicos donde las agencias policiales encuentran más dificultades”.

Tecnología para grabar conversaciones

El proyecto Gradiuntur”, de la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude trata de proporcionar, a las unidades policiales especializadas en la vigilancia de determinas bandas criminales, “la capacidad de obtener información crítica para las investigaciones mediante el uso de equipos en miniatura muy avanzadas y equipos técnicos avanzados”.

Para contrarrestar las medidas de seguridad de los delincuentes que operan las redes de tabaco ilegal, la UCO de la Guardia Civil “ha adquirido diversos sistemas de captación de las comunicaciones orales, con un resultado muy positivo para las investigaciones, constituyendo en numerosas ocasiones una evidencia clave para el esclarecimiento de los hechos delictivos criminales investigados”.

Pero esos sistemas para captar conversaciones, de forma que puedan convertirse en evidencias, es decir pruebas acústicas válidas ante un juez, “requieren de un proceso de post-procesado y limpieza de audio que permite convertir la evidencia bruta en un archivo audible que proporcione de forma más eficiente posible la información obtenida por los sistemas de captación de comunicaciones orales”.

Limpieza de audios

Por ello hay que llevar a cabo lo que se denomina un proceso de “limpieza de audio”, que permite obtener archivos audibles de donde extraer información relevante para su incorporación al proceso penal, “sin el cual la evidencia sería ininteligible y carente de valor probatorio”.

La Guardia Civil va a comprar cuatro dispositivos móviles de limpieza de audio. Son dispositivos diseñados para el análisis pericial y el uso operativo de audios, y permite realizar el filtrado de ruido en tiempo real y la grabación de datos en la tarjeta de memoria. Tienen capacidad para operar en condiciones acústicas adversas, cancelar el ruido en tiempo real o diferido, y reducir el ruido de alta calidad gracias a ocho filtros incorporados para diferentes tipos de ruido.

Junto a los dispositivos, la UCO incorporará licencias de software de limpieza de audio, con las que se logra “la cancelación de ruido profesional y mejora de la calidad de las grabaciones de voz”, a través de algoritmos de filtrado y herramientas de aumento de la calidad de audio avanzadas.

Eliminar interferencias

Los dispositivos anteriores y el software consiguen potenciar la investigación forense: eliminan interferencias, mejoran la inteligibilidad de la voz, y cancelan ruidos de fondo, silbidos y zumbidos para un mejor análisis.

El presupuesto para esta compra es de algo más de 30.000 euros. El material irá destinado a la Unidad Central Operativa, la UCO, que, como unidad específica de Policía Judicial, tiene por misión investigar y perseguir los asuntos relacionados con la delincuencia organizada, económica, internacional y aquella otra cuyas especiales características así lo aconsejen.

Encajan ahí las redes internacionales, sobre todo del Este de Europa, que han visto en España un lugar donde instalar fábricas clandestinas del tabaco ilegal que luego distribuyen por distintos países.

Fábricas desmanteladas desde 2013

El pasado mes de marzo se hizo público un “Informe de Inteligencia sobre la Fabricación Clandestina de Cigarrillos”, elaborado por Philip Morris, la empresa propietaria, entre otras marcas, Marlboro y Chesterfield.

En el documento se recopilaban 19 grandes operaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado desde el año 2013, operaciones en las que se habían desmantelado 25 fábricas ilegales de cigarrillos en España.

Un repaso a noticias de 2020 y 2021 descubre algunas actuaciones contra las fábricas ilegales de tabaco en nuestro país.

Sevilla, Lérida, Huesca, Madrid, Alicante...

La Guardia Civil detuvo en abril de 2020 a un hombre en la provincia de Sevilla, acusado de distribuir tabaco de contrabando camuflado en envases de pan de molde. Se hacía pasar por panadero para vender tabaco ilegal por municipios sevillanos.

Se localizó una nave en Olivares supuestamente dedicada a la chatarra, en la que en realidad había un almacén clandestino que el detenido utilizaba como centro de distribución. Fueron incautados 1.200 kilos de picadura de tabaco y gran cantidad de tabaco preparado para su distribución, camuflado en cajas y bolsa de pan de molde.

Meses después, en agosto, la Guardia Civil y la Agencia Tributaria desmantelaron una fábrica clandestina de tabaco escondida en una granja en Les Borges Blanques (Lérida). Detuvieron a siete personas, incluido el jefe de la red en Mataró (Barcelona), el “responsable de seguridad” en La Junquera cuando estaba a punto de irse a Francia, dos trabajadores en la fábrica ilegal, y tres transportistas. Todos ellos eran nacionales de Polonia o Lituania.

Aviso de Europol

El origen de la investigación fue un aviso de Europol, que informó de la existencia de una organización criminal internacional que operaba en la zona de Cataluña fabricando grandes cantidades de cajetillas de tabaco que introducían en el mercado ilegal europeo, principalmente el español y el francés.

Se interceptaron algunos camiones con tabaco ilegal en camino a sus “mercados”. En la aduana francesa se aprehendieron 450 cajas de tabaco con 243.000 cajetillas, que eran transportadas en un camión que pretendía entrar en Francia, siendo detenido el conductor, de nacionalidad polaca.

En otra operación, el Grupo de Delincuencia Económica de la UCO intervino en la localidad fronteriza de Canfranc (Huesca) un camión que iba camino de Francia con 80 cajas con 43.200 cajetillas de tabaco falsificadas, y detuvo a dos transportistas lituanos.

Ya en octubre de 2020, se registró otro golpe importante al tabaco ilegal. La Guardia Civil, la Policía Nacional y la Agencia Tributaria destaparon tres fábricas ilegales ubicadas en las provincias de Madrid, Murcia y Alicante, en las que se elaboraban cerca de 18.000 cigarrillos por minuto.

Se incautaron 43.160 kilos de picadura de tabaco y 1.443.000 cajetillas, por valor de más de nueve millones de euros, además de camiones, y fueron arrestadas 38 personas, la mayoría búlgaros y ucranianos, muchos con antecedentes por los mismos hechos.

El Ministerio del Interior destacó que se había logrado desarticular “la estructura en España de una organización altamente especializada y con una gran capacidad logística que, bajo la dirección de ciudadanos búlgaros, abastecía el mercado negro nacional e internacional con hasta 14 marcas distintas de tabaco falsificado”.

Cooperación con Portugal, Rumanía, Eslovaquia...

A finales de 2020 se concentraron varias operaciones. La Guardia Civil informó el 19 de diciembre de que en Rumanía habían sido detenidas 50 personas, que formaban la organización delictiva más importante de Europa dedicada a la fabricación ilegal de tabaco.

Esa organización contaba con fábricas en Illescas (Toledo), Santaella (Córdoba) y en Mairena del Alcor (Sevilla), que fueron desmanteladas en octubre de 2018 y abril de 2019.

Por esas mismas fechas de diciembre de 2020, la Policía Nacional y Vigilancia Aduanera capturaron a doce miembros de una organización que controlaba fábricas clandestinas en Marchena, Écija, Bormujos (Sevilla) y Lucena (Córdoba). Los detenidos eran españoles, ucranianos y bielorrusos.

Más reciente, de julio de 2021, es una macrooperación ejecutada por la UCO de la Guardia Civil y por la Unidad De Acción Fiscal (UAF) de la Guarda Nacional Republicana de Portugal. Realizaron 125 registros y 29 detenciones en ambos países e intervinieron 2 millones de euros en efectivo, 51 toneladas de hoja de tabaco, y alrededor de 2 millones de cajetillas (valoradas en 9,5 millones de euros). Se calculó que el fraude en impuestos en ambos países superaba los 10 millones de euros.

Tabaco de Extremadura

Se desmanteló una fábrica ilegal en Manzanares (Ciudad Real), y se realizaron registros en las provincias de Pontevedra, La Coruña, Sevilla, Córdoba y Ciudad Real. La operación se había empezado a fraguar en 2019, con la cooperación de cuerpos policiales de Rumanía, Eslovaquia y Ucrania.

En estas fábricas, en ocasiones el tabaco es importado del extranjero, pero también se utiliza en muchos casos hojas del tabaco que se cultiva en Extremadura. Durante los últimos años han sido desmanteladas instalaciones ilegales para producir cigarrillos en Galicia, Castilla y León, Madrid, País Vasco, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia y, sobre todo, Andalucía.

Ayuso: “La Corona ha sido la principal garantía de nuestra Democracia”

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?